sábado, mayo 21, 2011

El legado de este gobierno será derrotar la pobreza extrema
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


  • Un discurso con un fuerte énfasis social entregó el Presidente de la República, Sebastián Piñera en su cuenta pública efectuada este 21 de Mayo en Valparaíso.

“Si yo tuviera que escoger un solo legado por el cual quisiera que recuerden al gobierno de la coalición por el cambio sería el de haber logrado derrotar la extrema pobreza en este país y el haber sentado las bases para que por fin Chile deje atrás el subdesarrollo, la pobreza y la desigualdad”. Así, con esas palabras el Presidente de la República se refirió a uno de los temas sociales en que más ahondó en su discurso.

Su excelencia dijo además que uno de los 7 ejes de este Gobierno es erradicar la pobreza extrema y sentar las bases para superar la pobreza antes que terminar esta década y que no podemos seguir tolerando que medio millón de compatriotas y 2.6 millones de chilenos vivan en la pobreza extrema o en la pobreza, incluido 1 de cada 4 niños de nuestro país.

El Seremi de Planificación de la Región de Los Lagos, Rodrigo Carrasco, escuchó el mensaje del Presidente en la Intendencia Regional junto a demás autoridades y se mostró muy satisfecho con lo señalado por la máxima autoridad nacional: “Un orgullo ser parte de este Gobierno y trabajar en un área que el propio Presidente señala y ha demostrado es una de sus principales preocupaciones. Hoy todo Chile valora la enorme vocación social de este Gobierno”.

El Presidente citó: “Hemos implementado una política más rápida e inmediata para aliviar y también promover las potencialidades de la gente que vive en pobreza: el ingreso ético familiar”.

Agregó que “no es un programa existencialista, sino que es un programa cuyo corazón apunta a potenciar las capacidades de las propias familias que viven en pobreza para que puedan ellas mismas, con la ayuda del estado pero con su propio esfuerzo superar esa condición”.

No se trata de un bono ocasional ni tampoco de un regalo, se trata de un pacto, de una alianza estratégica con esas 130 mil familias o 500 mil chilenos que viven en situaciones de pobreza.

El Presidente fue enfático en señalar que “en esta primera etapa que estamos implementando esas 130 mil familias están recibiendo en promedio 38.000 pesos al mes, lo que unido a sus ingresos propios y otros aportes del estado les permite llegar a alcanzar una cifra promedio de ingresos mensual de 180 mil pesos, cifra que tendremos que ir haciendo crecer a medida que las posibilidades lo permitan pero las familias también van a tener que asumir sus propios compromisos, simples pero muy significativos, por ejemplo, que sus niños tengan más de 85% de asistencia a la escuelas, que los controles de salud y vacunación estén al día, que todos los que estén en edad de trabajar trabajen, se capaciten o busquen trabajo de forma tal que la familia haga también su propio esfuerzo y sepa que mientras se esfuerce va a tener a una sociedad y a un gobierno acompañándolos todos los días”.

También señaló que “iremos en ayuda de los casi 20 mil chilenos para quienes la calle es su único lugar, para que ninguno de ellos se vea obligado a tener que dormir en la calle estamos aumentando la cobertura de los albergues a través de un nuevo programa que se llama “Noche digna” y vamos a seguir fortaleciendo los programas Chile Solidario y Chile Crece Contigo, vamos a perfeccionar la Ficha de Protección Social, para evitar injusticias, discriminaciones y exclusiones y no nos hemos olvidado de las 30 mil familias que ya llevan décadas viviendo en los campamentos sin acceso a servicios básicos durante los próximos 3 años haremos un tremendo esfuerzo asignando el doble de los subsidios habitacionales que se asignaron en los últimos años, de modo tal que antes que termine esta década también los campamentos sean historia en nuestro país”.

Concluyó esta área de su discurso con un tema fundamental para el actual Ministerio de Planificación: “Quiero invitar a los diputados a aprobar el proyecto que crea el Ministerio de Desarrollo Social que ya fue aprobado por el Senado, cuya misión es simple, liderar la lucha contra la pobreza y las desigualdades excesivas”.