martes, septiembre 22, 2015

Vecinos de Vista Hermosa y concejales denuncian perjuicios ocasionados por centro de menores de fundación Laura Vicuña
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


  • Advierten abuso de alcohol en la vía pública, ruidos molestos y frecuentes riñas en el sector, producto de la instalación del recinto.

Asegurando que en tan sólo dos meses, desde la instalación del centro de menores, la apacible vida que llevaban cambió rotundamente; vecinos del sector Vista Hermosa de Mirasol, denunciaron una serie de perjuicios que los están afectando, ante el Seremi de Justicia de Los Lagos, Mario Madrid.

Acompañados por los concejales, Héctor Ulloa (PPD) y Pedro Sandoval (PRO), dirigentes vecinales de la mencionada población, hicieron ver los problemas que ha traído consigo la instalación de un centro de menores, perteneciente a la fundación Laura Vicuña.

De acuerdo a lo informado por los dirigentes, al representante del Ministerio de Justicia en la región, a contar de la apertura del recinto se han ocurrido serios trastornos en su calidad de vida, tales como ruidos molestos, peleas e ingesta de alcohol a altas horas de la noche, transformando de un día para otro, un tranquilo sector residencial en un lugar de constantes riñas, amenazas e inseguridad.

Ante esta situación, el concejal Héctor Ulloa le solicitó al Seremi de Justicia, fiscalizar a la brevedad esta situación y a la institución “por cuanto se trata de una fundación que trata con jóvenes con problemas conductuales y que al ser un barrio tradicional, con muchos adultos mayores, muy tranquilo, ha causado un tremendo daño ya que existen muchas peleas, ruidos molestos, ingesta de alcohol a altas horas de la noche...en definitiva, no se está produciendo ningún efecto positivo. Por un lado la fundación Laura Vicuña, al tener este centro, no está haciendo una buena tarea con estos jóvenes y por otro lado, se ha transformado un tranquilo barrio residencial, en un lugar de absoluta inseguridad”.

Finalmente, el edil indicó que espera que la autoridad tome en cuenta las denuncias de los vecinos y pueda tomar cartas en el asunto, a fin de contar con una pronta solución.