martes, diciembre 20, 2011

Campaña de Alfabetización: «Contigo Aprendo 2011»
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


En el “Salón Azul” de la Intendencia Regional de Los Lagos y con la presencia de autoridades locales, se llevó a cabo la ceremonia de cierre de la Campaña de Alfabetización “Contigo Aprendo 2011”, ocasión en la que se entregaron certificados a 52 alumnos pertenecientes a las comunas de Puerto Montt, Puerto Varas, Llanquihue y Fresia.

La iniciativa del Ministerio de Educación que se desarrolla desde el año 2002, ha permitido que en nuestra Provincia, durante este año, más de 400 adultos hayan podido certificar que poseen competencias escolares correspondientes al cuarto año de enseñanza básica, sumando un total de 4.000 personas en toda la región durante 10 años de alfabetización.

Para Carlos Muñoz, Seremi de Educación de Los Lagos, “la educación es el activo más importante que uno puede tener, lo que se estudia o conoce no se pierde y hay que seguir perfeccionándolo. Para el Ministerio de Educación este es un hito especial. Sentimos gran satisfacción al poder entregar capacitación a tantas personas que hoy pueden abrirse a un nuevo mundo, mejorar su autoestima y forjar nuevos horizontes”.




Por su parte, Patricio Catalán, Jefe Provincial de Educación de Llanquihue, señaló que, “nuestro objetivo es superar la gran brecha social existente, mejorar los niveles de escolaridad y facilitar la formación continua a lo largo de la vida, como condición indispensable para acceder a mejores posibilidades personales y profesionales”.

El CENSO 2002 arrojó que alrededor de un millón de personas mayores de 15 años, tiene 3 años de escolaridad o menos. Es justamente hacia ese segmento que está dirigida la campaña, promoviendo una segunda oportunidad para esta inmensa cantidad de chilenos y chilenas, que no pudieron cumplir su primer nivel básico, mediante los procesos de educación formal.

Las personas que dan vida a la Campaña “Contigo Aprendo”, del Ministerio de Educación, pertenecen a sectores rurales y urbanos marginales que no tuvieron la oportunidad de iniciar o continuar estudios cuando fueron niños o jóvenes. Al concluir la actividad, se destacó también a quienes en forma voluntaria asumieron el rol de monitores y monitoras de la campaña, haciendo posible que estas personas puedan alcanzar niveles mínimos de escolaridad.