viernes, diciembre 30, 2011

Defensoría Penal Pública ha atendido 100 mil causas en la Región de Los Lagos
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


Más de 100 mil causas correspondientes a habitantes de la Región de Los Lagos han sido representadas por abogados de la Defensoría Penal Pública. Esta cifra, dada a conocer por el defensor regional Francisco Geisse,  corresponde a procedimientos contra imputados que han sido atendidos por los defensores penales públicos desde el inicio de la Reforma Procesal Penal en la región hasta la fecha, o sea desde marzo de 2003 hasta diciembre de 2011.

“La Defensoría ha atendido a 102.939  causas en la Región de Los Lagos. 31.743 pertenecen a la Provincia de Osorno, 50.530 a la de Llanquihue, 19.148 a la de Chiloé y 1.518 a la de Palena”, dijo el defensor regional.

Francisco Geisse agregó que “esta alta cantidad de imputados que han sido representados en sus causas, debe ser tomada en cuenta cuando se señala peyorativamente  que ejercemos como abogados de delincuentes. En general las causas  corresponden a delitos de baja complejidad, siendo las lesiones, los daños y los hurtos los que más se repiten históricamente. Además, casi la mitad de estas causas se resuelven con salidas alternativas que no significan reconocimiento de culpabilidad por parte del imputado e implican un acuerdo con la víctima o una suspensión condicional del procedimiento”.

El defensor regional explicó que en general no se ha percibido un aumento explosivo en el número de causas que se judicializan y que finalmente requieren de abogados defensores. Más bien, según explicó el defensor, se observa un incremento normal y moderado durante los últimos tres años.
Por ejemplo, a nivel regional el año 2009 ingresaron 17.326 causas, mientras que el año 2010 esa cifra llegó a las 17.849 y el hasta el 30 de diciembre del año 2011 ingresaron 18.606 causas.

A nivel local la provincia de Osorno presentó el año 2010 el ingreso de 5.122 causas y el 2011 5.098. En la Provincia de Llanquihue el año 2010 ingresaron 9.056 causas y el 2011 9.648. En la Provincia de Chiloé el año 2010 ingresaron 3.354 causas y el año 2011 esa cifra llegó a las 3.626. Por último, en la Provincia de Palena el año 2010 ingresaron 317 causas y el año 2011 esa cifra bajó a 234.



Absoluciones

De las causas que llegan a juicio oral un importante número termina con absoluciones. Por ejemplo, durante el presente año 2011 se dictaron 272 sentencias en juicios orales en la Región de Los Lagos, de ellas 44 fueron absoluciones.  Esto sumado a las 37 sentencias absolutorias en los juicios simplificados llevados a cabo durante el mismo periodo y la gran cantidad de personas que fueron sobreseídas luego de que la Fiscalía decidiera no perseverar con la investigación en su contra.

“Esto hace necesario recordar a la comunidad que en nuestro país se presume que las personas investigadas por un delito son inocentes hasta que el Estado, a través del Ministerio Público y sus organismos auxiliares, logre probar lo contrario en un juicio público y contradictorio ante un tribunal y, posteriormente, éste determine, más allá de toda duda razonable, que es culpable de los hechos que se le imputan. Muchas de las personas que fueron absueltas debieron estar privadas de libertad (110 desde el año 2003 a la fecha) durante la investigación o fueron víctimas del castigo público al ser presentadas como delincuentes ante la comunidad” manifestó el defensor regional.

Especialización

Otro antecedente importante, orientado a la especialización y el mejoramiento de la calidad del servicio de defensa penal que presta la DPP, es que durante el año 2011 el 67% de las causas de imputados menores de edad fueron atendidas por defensores especializados en la Ley de Responsabilidad Penal Adolescente.  Esto se suma a que un gran número de defensores penales públicos fueron capacitados en derecho penal penitenciario e indígena durante el año 2011. Según el defensor regional Francisco Geisse, “la Defensoría está preocupada por especializar la defensa en diversos ámbitos, para asegurar una atención de calidad a los sectores más discriminados y así velar por el principio de igualdad ante la ley que ampara a las personas”.