miércoles, julio 14, 2010

Avanza trabajo del comité regional de emergencias en salud
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook

14 de julio 2010

Con el objetivo de dar una respuesta integral, coordinada y global del sector salud ante emergencias y desastres, en la región de Los Lagos, el Comité Operativo de Emergencias del sector Salud, definió sus líneas estratégicas de trabajo para el presente año.

El Comité de Emergencias, constituido oficialmente el 17 de junio del presente año, instancia liderada por profesionales de la Seremi de Salud, los Servicios de Salud, Hospitales de la Red pública de Salud y el SAMU regional, busca entre sus tareas realizar funciones de prevención, mitigación, enfrentamiento y rehabilitación ante la variabilidad de eventos de emergencias y catástrofes que pueden afectar a nuestra región.

“Se trata de una respuesta organizada desde el sector salud, agrupada en una serie de profesionales y técnicos que están diseñando un plan de trabajo serio para responder oportunamente ante las emergencias”, expresó la Seremi de Salud, Mónica Winkler.

Acuerdos del comité

Entre los principales acuerdos tomados por el Comité de Emergencias se cuenta la determinación de un centro de operaciones, el cual contará con adecuado sistema de telefonía, internet y radiocomunicaciones. Además, se contará con un plan de comunicación radial sistematizado y organizado a través de un sistema HF y VHF, “pues la experiencia nos ha demostrado que en las emergencias estos sistemas son muy eficientes para obtener información”, señalo el coordinador regional del comité de Emergencias y Desastres del Sector Salud Dr. Raúl Mansilla de la Seremía de Salud.

Adicionalmente, tanto los servicios de salud de Osorno, Reloncaví y Chiloé, están desarrollando y actualizando sus planes de emergencia, “en un nivel operativo y siendo coordinados por el comité regional”, agregó Raúl Mansilla, lo más importante recalcó el profesional es que paralelamente “cada establecimiento de salud desarrolla su plan de contingencia para enfrentar un evento adverso de origen externo o interno, considerando las medidas de prevención, mitigación y capacitación que tiendan en el mediano plazo a lograr la meta que estos establecimientos sean seguros, tanto estructural como funcionalmente y no se convierta en una víctima mas del desastre y continúen en operaciones, reconfigurándose de acuerdo a las características del evento adverso”, expresó.


Los planes para enfrentar emergencias y desastres en el sector salud deben estar absolutamente en línea bajo la Coordinación del Comité Regional, trabajando en base a procedimientos y protocolos, adecuados a nuestra realidad geográfica, condiciones de aislamiento y particulares amenazas y vulnerabilidades que puedan afectar.

“Los pasos siguientes y por supuesto en coordinación con la ONEMI Regional, son la difusión amplia de estos planes y la ejecución en forma regular y en los distintos niveles, de ejercicios de simulación y simulacros, para estar siempre alerta y preparados ante un desastre”, explico el Dr Raúl Mansilla.