jueves, febrero 18, 2016

Hanta: medidas para prevenir el contagio del virus
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


  • Waldo Armstrong, director de la Escuela de Medicina Veterinaria de la UST Temuco, entrega detalles de los cuidados que se deben tomar para evitar la enfermedad.

El verano es sinónimo de temporada de vacaciones, donde los turistas buscan –en muchos casos– espacios naturales donde disfrutar de los días de descanso. La mayor circulación de visitantes en campos y bosques, aumenta la posibilidad de contagiarse con el temido virus Hanta.

A pesar del miedo que genera esta enfermedad en la población, el director de la Escuela de Medicina Veterinaria de la Universidad Santo Tomás Temuco, Waldo Armstrong, explica que este 2016 no existen grandes zonas con florecimiento de quila, por lo tanto, la disponibilidad de alimentos para los roedores silvestres (que son los que transmiten la enfermedad) no será tan abundante. ”Este es un verano seco y de altas temperaturas y las condiciones serán de un año normal para las poblaciones de roedores silvestres, por lo que no se espera un aumento en los contagios”, indicó el académico.


No obstante, el virus está presente, por lo que la prevención del hanta es la única herramienta para actuar, al ser esta una enfermedad infecciosa aguda que no tiene cura y puede ser mortal. Dentro de las recomendaciones más importantes para evitar su contagio están el acampar sólo en lugares establecidos (camping con resolución sanitaria) y resguardar alimentos y basuras en envases tapados, para así evitar que los roedores tengan acceso a éstas. Además, se debe evitar ingresar a zonas muy densas de bosque con matorrales donde no ingrese la luz del sol, y en caso de utilizar cabañas y/o casas de veraneo que estuvieron cerradas por mucho tiempo, ventilarlas por lo menos 30 minutos antes de su uso, y posteriormente limpiar todas las superficies con agua y cloro.

Tampoco hay que olvidar las medidas de prevención para trabajadores forestales y agrícolas que también están en contacto con zonas rurales donde puede habitar el ratón de cola larga, por lo que siempre tienen que evitar exponerse a galpones, bodegas o lugares cerrados sin ventilación previa y evitar trabajar sin protección de mascarillas en zonas de bosque y matorral denso, donde no lleguen los rayos de sol.

Sobre espacios en zonas urbanas, el médico veterinario manifiesta que “en general, el ratón de cola larga es un roedor silvestre, pero los asentamientos urbanos están en expansión constante y cada vez existe una mayor zona periurbana, con parcelas y nuevas poblaciones que están inmersas o colindantes con sectores rurales, por lo que las medidas de prevención deben tomarse igualmente en estos lugares”.