lunes, noviembre 16, 2009

Obras del Programa Quiero Mi Barrio del Ministerio de Vivienda y Urbanismo
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


Vecinos de la población padre hurtado estrenan remodelada sede social y moderno telecentro

Con el compromiso de cuidar los nuevos espacios y participar activamente de las organizaciones sociales, los vecinos de la población Padre Hurtado de Puerto Montt, inauguraron la remodelación de la sede social y la construcción del Telecentro comunitario, obras logradas gracias al programa Quiero Mi Barrio del Ministerio de Vivienda y Urbanismo para el barrio Mirasol-Padre Hurtado.

Acompañada de las principales autoridades de la región y de la comuna, Margarita Montiel y otras 80 personas celebraron en grande el logro de estos proyectos, “fruto de la perseverancia de los dirigentes y el compromiso de las autoridades de Gobierno que nos acompañaron para hacer de este anhelado sueño una realidad”, dijo la dirigente.

En sus palabras, Montiel recordó aquellos años en que debían reunirse en una sede social que estaba en malas condiciones pero que, pese a ello, siempre estaba disponible para el requerimiento de la comunidad, en especial como salón velatorio cuando alguien fallecía. “Esta nueva sede también estará a disposición para esos y otros servicios, al igual que el telecentro que cuenta con 9 estaciones de trabajo y que, a la fecha, se ha mantenido muy bien cuidado. Mi llamado es para que los padres de los niños -que serán los principales usuarios- les enseñen a hacer buen uso de los computadores, destinados para la realización de las tareas y trabajos escolares y para que ellos aprendan a usar la tecnología. De igual modo, invito a mis vecinos a cuidar esa obras que son para todos nosotros.”

Margarita, destacada dirigente vecinal de Puerto Montt, reiteró su compromiso de seguir trabajando para la comunidad barrial, pero pidió un mayor compromiso y participación de los demás pobladores.

Por su pare, el alcalde Rabindranath Quinteros, recordó lo que era Mirasol hace 15 años atrás y cómo se comenzó a poblar el sector con viviendas sociales, en atención a la alta demanda habitacional que hubo en los año 90. “Hay que reconocer que nos preocupamos de la cantidad de casas que entregar y no mucho de la calidad. Pero gracias a la iniciativa del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, hoy existe este programa que le ha cambiado el rostro a este barrio, gracias a una inversión de 2 mil millones de pesos, realizada en conjunto con los vecinos y sus dirigentes.”




En esta misma línea, el director de Serviu Iván Leonhardt destacó que, a través del Contrato de Barrio, fueron los mismo vecinos quienes priorizaron la inversión fiscal. “En estos casi 4 años de Gobierno de la Presidenta Bachelet, se han construido nuevas sedes sociales, equipamientos comunitarios, 2 jardines infantiles, la avenida Alessandri, el mejoramiento de Av. La Cruz y evacuación de aguas lluvias, la construcción de nuevos espacios públicos y telecentros comunitarios. Se ha efectuado una gran inversión estatal para la construcción del Parque Mirasol, la escuela básica Las Camelias, el consultorio de salud y la subcomisaría del sector, lo que marca un antes y un después del barrio tanto en la formación, imagen y calidad de vida de los vecinos, que ahora viven y seguirán -sin duda- viviendo mejor.”

Finalmente, el Intendente valoró la unión de esfuerzos para conseguir los objetivos como los planteados por la iniciativa ministerial. “Obras como esta sede social y el telecentro, así como la otra docena de proyectos contemplados en el Contrato del Quiero Mi Barrio, han sido posible gracias a la suma de las voluntades y el trabajo arduo no sólo del Gobierno, sino que de los dirigentes sociales, cura párroco y los vecinos que han hecho de Mirasol-Padre Hurtado el barrio recuperado que es hoy y que es querido por sus vecinos.”

Cabe destacar que el mejoramiento de la sede social de la población Padre Hurtado no sólo significó la remodelación de este espacio, sino que también su ampliación en 130 metros cuadrados, lo que significó una inversión de poco más de 52 millones de pesos.


ACCESO A INTERNET

El Telecentro comunitario, en tanto, es el resultado del convenio suscrito entre los Ministerios de Vivienda y Urbanismo y Transportes y Telecomunicaciones, lo que fue destacado por el Secretario Regional Ministerial de Transportes y Telecomunicaciones, Mauricio Barría, ya que el objetivo de este equipamiento es disminuir la brecha digital de los vecinos de barrios vulnerables como Mirasol, al otorgar un fácil acceso a Internet.

Dicho Telecentro es administrado por el Instituto de la Juventud (INJUV) y consta de 9 puestos de trabajo con conección inalámbrica a internet, con enlaces a velocidades de bajada de 2048 Kbps y subida de 512 Kbps; un módulo de atención para el operador y un baño. La prestación que entrega es gratuita y así como este hay otros 3: un segundo en Mirasol, uno en Alerce Histórico y otro en Alerce Sur. Cada uno tuvo una inversión de 18 millones de pesos.