miércoles, abril 14, 2010

Senador Escalona acusa a presidente y ministro justicia
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook

«Han cometido una temeraria imprudencia al nombrar ni más ni menos que en dirección de gendarmería a una persona que formó parte de los aparatos represivos de la dictadura»
  • Enfático, el senador socialista recalcó que la Dicomcar fue disuelta por Pinochet «por la responsabilidad como organismo en el triple degollamiento (...) ustedes sabían perfectamente lo que ocurría, ustedes formaban parte de las comisiones legislativas de la dictadura, de manera que asuman la responsabilidad política. Simplemente nombran ni más ni menos que a cargo de la jefatura del sistema de cárceles del país, a una persona que formó parte de un organismo asesino y criminal, que fue disuelto por el propio jefe de la dictadura en que ustedes participaban; esa es la responsabilidad política que no quieren asumir: vergüenza para el país».

El senador PS Camilo Escalona señaló sobre el nombramiento del director nacional de Gendarmería que “lamentablemente acá lo que estamos siendo testigos de si el Ejecutivo ha bajado los estándares públicos para determinadas decisiones políticas, es decir para ser director de Gendarmería, se pudo haber sido parte de un mecanismo terrible de violación de los Derechos humanos, como fue la Dicomcar, el organismo que tenía la máxima dirección de Carabineros para perseguir y ejecutar a los opositores políticos de la época”.

Expuso que “nadie ha desconocido que él fue parte de ese organismo tenebroso, y ningún senador aquí presente podría desconocer que en esa entidad se establecieron lazos de complicidad y pactos de silencio, y en consecuencia, hay efectivamente una diferencia en el estándar, entre una persona que nunca jamás participó de esos organismos represivos, con una convicción de vida, que le llevó a rechazar cualquier involucramiento institucional o no institucional en crímenes de esa naturaleza, con una persona que no ha tenido la valentía ni el coraje para rechazarlo; hay una diferencia política y moral”.

Por ello Escalona llamó a no recurrir a la “desfiguración grosera de lo que se dice y se hace”.

“Efectivamente -señaló el socialista- los tribunales, luego de las declaraciones del actual director de Gendarmería, entonces oficial de Carabineros, cuando fue interrogado, los jueces, haciendo uso de si libre dicernimiento, no lograron llegar al convencimiento que él estaba involucrado de manera directa en los crímenes, sin embargo fue interrogado por ser parte de los aparatos represivos que sí cometieron esos crímenes”.

Precisó que no están diciendo que el Estado lo tiene que condenar, “lo que sí estamos diciendo es que el director de Gendarmería no tiene que haber sido parte de esos organismos represivos; que el director de Gendarmería no tiene que tener ni un tipo de sospecha ni involucramiento sobre sí; que no tendría que tener ni un posible en estos años pacto de silencio para encubrir las responsabilidades de los hechos atroces en las violaciones de os Derechos Humanos que conmocionaron al país y que estremecieron la conciencia universal”.

Dijo que está hablando del “tipo de decisión política que el gobierno toma, no estamos hablando de una condena del Estado; quien ha tomado la decisión son autoridades públicas con nombre y apellido: el Presidente de la República y el Ministro de Justicia, que estimamos nosotros han cometido una temeraria imprudencia al nombrar ni más ni menos que en la Dirección de Gendarmería, en una decisión política, a una persona que formó parte de los aparatos represivos de la dictadura, que se disolvió al ser sorprendida en el triple degollamiento de tgres profesionales militantes del Partido Comunista. Ese es el hecho, ese es el punto”.

El senador Camilo Escalona señaló que si la derecha dice que eso “no es razón para una decisión política de esa naturaleza, allá ustedes. Nosotros pensamos distinto. Si ustedes piensan que una persona que participó en ese tipo de organismos, muy bien, allá ustedes. Nosotros pensamos que no”.

Destacó que es bueno dejar establecido los hechos por la importancia del tema.

Dirigiéndose al Ministro de Justicia y a la derecha, recalcó que la Dicomcar fue disuelta por Pinochet “por la responsabilidad como organismo, en el triple degollamiento: ese es el hecho histórico, ministro. Y entonces, eso es la responsabilidad política. Aquí ustedes sabían perfectamente lo que ocurría, ustedes formaban parte de las comisiones legislativas de la dictadura, no nos vengamos a hacer los inocentes ahora, de manera que ahora asuman la responsabilidad política, simplemente ustedes nombran ni más ni menos que a cargo de la jefatura del sistema de cárceles del país, a una persona que formó parte de un organismo asesino y criminal, que fue disuelto por el propio jefe de la dictadura en que ustedes participaban, esa es la responsabilidad política que no quieren asumir: vergüenza para el país”.

“Una última cuestión. En los años 70, y los senadores de mi generación lo sabrán perfectamente bien, fue motivo de ásperas discusiones y estuvo entre los variados entretelones que rodearon la crisis institucional de 1973, el hecho que, de manera equivocada, las fuerzas políticas de la época hacían intervención en los temas internos de las Fuerza Armadas y de Carabineros; incluso los constitucionalistas de los 80 cambiaron la disposición constitucional que establecía que el paso de coroneles a generales se hacía aquí, en el Senado de la República, precisamente porque se hacía malas uso de esa atribución. Hoy los gobiernos democráticos no tiene ni un tipo de información acerca del organismo uniformado, excepto la que ellos entregan al gobierno democrático”, sostuvo.

Con fuerza, el senador PS Camilo Escalona sostuvo que “si un director institucional decide no entregar información al gobierno democrático, no la entrega, es por una decisión simple: porque en el actual ordenamiento al cual nosotros hemos ayudado decisivamente, hemos rechazado cualquier intromisión e interferencia en el funcionamientro autónomo de los organismos uniformados”.

Responsabilidad de jefes institucionales

“Así que aquí hay una responsabilidad compartida -dijo Escalona-. No vengan ustedes a eludir la responsabilidad, al decir que los gobiernos civiles de Ricardo lagos y Michelle Bachelet promovieron a estas personas, porque también hay una responsabilidad de los jefes institucionales que propusieron el ascenso de estas personas, y en esto seamos claros: es bueno que no haya intromisión del gobierno civil ni del parlamento,en las máximas destinaciones de las jerarquías institucionales. Es bueno que sea así, porque aleja a las Fuerzas Armadas y uniformados de la contingencia política, pero también exige de las jerarquías institucionales una primerísima responsabilidad, porque el gobierno civil depende exclusivamente de la información que recibe de parte de esas máximas jerarquías institucionales”.

El senador socialista Camilo Escalona dijo que hoy con la información que disponen, “cuando estas personas están fuera de las instituciones, efectivamente podemos coincidir con ustedes y lo podemos reconocer hidalgamente, que una persona que formó parte de la Dicomcar, que fue citada a declarar, y que el juez no se formó convicción de su responsabilidad y por eso no siguió proceso adelante, no debió haber llegado a ser General de Carabineros de Chile precisamente hoy, y estoy dispuesto a reconocer el error de nuestro gobierno, pero también, por favor, ustedes reconozcan lo suyo. Hay tanto oficial general de las fuerzas armadas, hay tanto abogado que podrían tener esa responsabilidad, o tanto profesional que podría hacerlo, esa responsabilidad en mejores condiciones, y estoy seguro que el aludido, entonces por qué obsecarse por mantener esa designación que ha todas luces reabre un debate de una etapa que pensamos teníamos una visión común respecto del dao que tales violaciones a los derechos humanos habían causado al alma nacional”.


13 de abril de 2010

Unidad de Comunicaciones
Oficina Senador Camilo Escalona