jueves, abril 22, 2010

Educación Ambiental al Aire Libre
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook



El sendero de los sentidos
  • Mil 600 años tiene al menos la conífera que corona el sendero de los sentidos, un breve recorrido por un bosque Siempre Verde de 200 hectáreas que se encuentra a escasos 6 kms. de Puerto Montt y que se caracteriza por ser uno de los pocos lugares de fácil acceso que concentra una gran cantidad de la especie fitzroya cupressoides, más conocida como Alerce (Lahuén en mapudungun).

Cada jueves -y durante los próximos ocho meses- el Monumento Nacional Lahuén Ñadi recibe agradecido la presencia de niños y niñas de 9 y 10 años que llegan a experimentar lo aprendido en sus salas de clases, recorriendo un sendero que al poco andar se transforma en mágico.

Este año, se espera que cerca de un millar de estudiantes de 5º y 6º básico de las escuelas municipalizadas de Puerto Montt y Llanquihue participen del programa de Educación Ambiental al Aire Libre que se ejecuta gracias al convenio de colaboración entre la Comisión Nacional de Medio Ambiente (Conama), la Municipalidad puertomontina y la Corporación Nacional Forestal (Conaf), celebrada en el año 2008.

“Esta iniciativa, es decir, la idea de traer a los niños y niñas al parque Lahuén Ñadi, pretende acercarlos al concepto de la biodiversidad, del bosque nativo. Sensibilizarlos respecto de la importancia de conocer y cuidar el bosque; cuáles son los peligros que pueden alterar su situación actual y como cada uno de nosotros puede contribuir a su cuidado”, explica Cristina Díaz, encargada de la Unidad de Educación Ambiental y Participación Ciudadana de la Conama.

Durante el 2009, más de 900 estudiantes fueron participes de esta experiencia que les permitió recorrer esta concentración de alerces que se encuentra a sólo seis kms. de la capital regional (sector Lagunitas, camino al aeropuerto El Tepual), bosque siempre verde que se encuentra protegido como monumento dentro del Sistema Nacional de Áreas Protegidas del Estado.

“En el Lahuén Ñadi encontramos un relicto de Alerce característico del valle central de nuestra región y que hoy es muy difícil de ver en otros lugares de forma tan fácil y accesible”, explicó la coordinadora del programa educativo, quien reiteró la invitación a las autoridades y directivos de los establecimientos educacionales a participar de la actividad que se realizará en este lugar para celebrar el “Día de la Tierra” para que conozcan el programa y ayuden a fortalcerlo.




EL SENDERO DE LOS SENTIDOS

El programa de Educación Ambiental al Aire Libre está dirigido particularmente a los estudiantes de 5º y 6º básico, ya que en esos cursos -a través del ramo Comprensión del Medio Natural- se ven los temas relacionados a los ecosistemas, recursos naturales renovables, contaminación, biodiversidad, entre otros, y “nuestro interés es reforzar los contenidos que se ven en clases”, explica Díaz.

Para participar, las escuelas municipales de Puerto Montt y Llanquihue deben inscribirse en el programa para coordinar el calendario de visitas al Monumento Nacional.

A partir de ello, los profesionales de la Conaf realizan una charla teórica previa a la salida a terreno en donde “se les habla del Sistema Nacional de Áreas Protegidas; de la importancia del bosque nativo; de la significación natural y cultural de la especie Alerce; de los peligros de los incendios forestales; y de las formas en que nosotros podemos conocer, valorar y cuidar el bosque nativo”, detalla la encargada del programa.

Una vez en Monumento Lahuén Ñadi, se conforman grupos de excursión que son guiados por el bosque con monitores encargados de reforzar los contenidos teóricos con la experiencia práctica a través del “Sendero de los Sentidos”.

“Todos los temas se van trabajando con los niños de una forma muy lúdica y práctica, ellos primero trabajan el sentido de la vista, luego el sentido del oído, el olfato, el gusto y el tacto hasta llegar finalmente a una última estación en el cual se refuerza el contenido que se ha conversado y se expresan las sensaciones que les evoca el recorrido, es decir, saber con qué sensación se quedan los niños”, explica Cristina Díaz.

A modo de conclusión, la profesional de Conama señala que “las evaluaciones que realizan las escuelas y los profesores de estas visitas es que los chicos se van súper motivados y con ganas de aprender más. Es una experiencia muy significativa y nosotros queremos reforzar que el Alerce es un árbol muy emblemático y que en este lugar (Lahuén Ñadi) la tenemos muy a la mano y que en otros sitios es muy difícil de ver”.

El programa de este año, se inició con una jornada dirigida a los profesores con el fin de que se puedan interiorizar en los temas que se desarrollan con los niños y niñas que visitan el Monumento Nacional.

LAHUÉN ÑADI

Forma parte de una de las cuatros áreas protegidas en la provincia de Llanquihue por el Sistema de Áreas Protegidas del Estado. Los otros territorios incorporados son: Parque Nacional Vicente Pérez Rosales, Parque Nacional Alerce Andino, Reserva Nacional Llanquihue y Parque Nacional de Hornopirén, que aunque pertenece a la Provincia de Palena, su administración depende de Llanquihue.

El Lahuén Ñadi, no es un parque, sino que es un monumento nacional cuyo objetivo principal es la protección de la especie alerce. Comprende una zona de 200 hectáreas, compuesta principalmente por el tipo forestal fitzroya cupressoides y especies del Bosque Siempre Verde.