miércoles, septiembre 24, 2008

Subsecretaria de vivienda destacó trabajo conjunto en avances del plan Chiloé
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook

Martes, 23 de septiembre de 2008.

Puqueldón.- “Se han cumplido los compromisos asumidos gracias al trabajo conjunto entre el Ministerio de Vivienda y Urbanismo y las municipalidades”, aseveró aquí la Subsecretaria Paulina Saball tras reunirse con los representantes de todos los municipios de la Provincia de Chiloé y los alcaldes de Queilen, Carlos Gómez, de Puqueldón, Nora Barría, de Quellón, Luis Uribe y de Quemí, Luis Macías. El fin del encuentro fue revisar los avances del Plan Especial de Medidas Habitacionales y Urbanas de la Isla Grande.

El objetivo de esta iniciativa, suscrita en diciembre de 2006, es dar respuesta a los problemas habitacionales y urbanos de la provincia a través del trabajo entre la cartera, los equipos profesionales y técnicos de los diez municipios chilotes, y la gobernación provincial.

La autoridad ministerial hizo un positivo balance de lo alcanzado en casi dos años de gestión coordinada con los municipios, punto de vista en el que coincidieron los jefes comunales.

El presidente de la Asociación de Municipios de Chiloé, Carlos Gómez, alcalde de Queilén, señaló que esta cartera “supo acoger las demandas de la provincia, a través de un trabajo en equipo con las municipalidades que, a su vez, canalizan la demanda de los habitantes de sus comunas”. Al mismo tiempo, agradeció la puesta en marcha de medidas tales como el aumento del monto de los subsidios; la adquisición y habilitación de terrenos para la construcción de viviendas.

EXIGIR CALIDAD

Entre los principales logros, la Subsecretaria resaltó la diversidad de tipos de viviendas sociales que se han construido en la isla gracias al Plan Chiloé y llamó a los alcaldes a no quedarse sólo en el diseño, sino también a exigir la calidad en las construcciones. Asimismo, dijo, las experiencias recogidas deben ser intercambiadas entre los municipios.

Por otra parte Paulina Saball reconoció que la ejecución de las viviendas a través del Subsidio Habitacional Rural es lenta, ya que las construyen pequeños contratistas que prácticamente desarrollan un trabajo de artesanía, con muy buenos resultados.

La Subsecretaria señaló que otro de los grandes avances alcanzados con el Plan Chiloé, es el interés manifestado por las Entidades de Gestión Inmobiliaria Social (EGIS) las que, antes de la aplicación de estas medidas, no estaban motivadas de trabajar en la Isla. Hoy, dijo, son varias las que prestan sus servicios, por lo que llamó a los alcaldes a exigir a las EGIS un trabajo constante y generarles un programa de trabajo para que permanezcan en la zona.

También destacó que “este Plan ha fortalecido la presencia de la Delegación de Serviu Chiloé, no sólo mejorando su infraestructura, sino también aumentando su dotación de personal y generando un trabajo directo con los municipios. En el caso puntual de Puqueldón, el Serviu ha actuado en forma directa como EGIS, con excelentes resultados.”

“Pero lo más importante es que este Plan se gestiona en la región, a través de la Seremi, el Serviu regional y provincial, sin necesidad de requerir la presencia permanente del nivel central, porque prácticamente todo se soluciona aquí.”

Una vez finalizado el encuentro, e invitados por la Alcaldesa de Puqueldón, Nora Barría, las autoridades conocieron el proyecto de espacios públicos de esta ciudad y luego visitaron las viviendas construidas gracias al subsidio rural.

AVANCES EN CIFRAS

Al generarse este Plan Especial para la provincia de Chiloé, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo proyectó la entrega de unos 4.500 subsidios enfocados a FSV Título I y SHR; la atención del déficit de pavimentos; además del mejoramiento de diversos espacios públicos. A septiembre de 2008, este Plan ha generado:

• 4.947 subsidios habitacionales en sus distintos programas. Gracias a esta medida, las comunas de Quemchi y Curaco de Vélez prácticamente han logrado terminar con el déficit habitacional.

• El mejoramiento de 15 kilómetros de calzada, gracias al Programa de Pavimentación Participativa y la rehabilitación de vías existentes.

• El mejoramiento y rehabilitación de 8 espacios públicos de la provincia, los cuales cambiarán el rostro de sus distintas comunas.

• Una inversión de poco más de $38 mil millones, correspondientes a obras ya ejecutadas y en ejecución; ejemplo de ello, es la contratación de los trabajos del 17 llamado del Programa de Pavimentación Participativa.

• Un trabajo mancomunado de las familias chilotas, lo municipios, la gobernación provincial y en especial la Subdere, que destinó $1.688 millones para la adquisición de 57 hectáreas de terrenos con aptitud habitacional.

• La elaboración de proyectos habitacionales para 3.359 familias vulnerables, financiados con el apoyo de subsidios del Fondo Solidario de Vivienda, del Programa de Subsidio Habitacional Rural y del Programa de Protección del Patrimonio Familiar.

• La generación de nuevos proyectos que postularán al llamado 18 del Programa de Pavimentación Participativa, aumentando su cobertura.