miércoles, septiembre 24, 2008

Gabinete social emprende segunda etapa de la reforma previsional
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook



  • La Reforma busca fomentar la cotización individual desde temprana edad para que la rentabilidad obtenida contribuya a una mejor jubilación y estimular por parte de los empresarios la contratación de mano de obra joven.

A partir del primero de octubre comenzará la segunda etapa en la implementación de la Reforma al Sistema de Pensiones, cuando se incluyan la cotización voluntaria para trabajadores independientes; el subsidio previsional para trabajadores jóvenes entre dieciocho y treinta y cinco años; el ahorro previsional voluntario individual y colectivo y la compensación por nulidad o divorcio, informaron los seremis del gabinete social, conformado por Mideplan, Justicia, Gobierno, Educación, Salud, Vivienda, Sernam entre otros, quienes se dieron cita para concordar estrategias para informar a los trabajadores a y las empresas de este nuevo beneficio estatal.
En la oportunidad, Armando Pérez Navarro, Seremi de Planificación, coordinador del gabinete social regional, explicó que “a partir del mes de octubre comenzamos con la segunda etapa de la Reforma, incorporando una serie de beneficios orientados a que los jóvenes puedan ir acumulando fondos previsionales que contribuyan a que puedan obtener rentabilidad desde temprana edad y con ello aspirar a una mejor jubilación”.

“Hasta el momento, la Reforma ha sido un éxito. La mayor parte de los beneficiarios han efectuado sus solicitudes durante el mes de julio, lo que les permitirá obtener el pago acumulado de sus dineros a partir de septiembre, mes en el que se cancelarán retroactivamente los tres meses corridos”, agregó.



NUEVOS BENEFICIOS

A las Pensiones Básicas Solidarias y Aporte Previsional Solidario que han formado parte de los beneficios puestos en marcha hasta el momento, se agregará a partir de octubre el subsidio previsional para trabajadores jóvenes entre los dieciocho y treinta y cinco años.

Estos beneficios apuntan a un doble objetivo: fomentar la cotización individual desde temprana edad para que la rentabilidad obtenida contribuya a una mejor jubilación y a estimular por parte de los empresarios la contratación de mano de obra joven, vale decir es un subsidio al empleador, con el objeto de fomentar la contratación juvenil y además, incentivar la formalización del trabajo.

El subsidio será equivalente a un 50% de la cotización Previsional calculada sobre un ingreso Mínimo ($159.000), lo que actualmente equivale a $7950, de una remuneración igual o inferior a 1.5 Ingresos Mínimos Mensuales y El 2011 se agregará un subsidio adicional equivalente al mismo monto que se depositará directamente en el o la trabajadora.

“Como el subsidio se entrega sólo con la existencia de un contrato formalizado, entrega buenas condiciones laborales a los jóvenes y, al pagarse, la devolución se hace en forma directa”, acotó Pérez Navarro, subrayando que además de este revolucionario cambio al incentivo del trabajo juvenil, se sumarán a partir del primero de octubre el aumento de la cobertura de invalidez y sobrevivencia (SIS), la eliminación de la comisión fija de las AFP, nuevos beneficiarios de la pensión de sobrevivencia, compensación económica en el caso de nulidad o divorcio, la afiliación voluntaria para trabajadores (as) no remunerados, el ahorro previsional voluntario colectivo, subsidio al ahorro previsional voluntario y el fortalecimiento del control de pago de cotizaciones.