sábado, diciembre 20, 2008

Comunicadores sociales y periodistas se capacitaron en comunicación ambiental
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


Puerto Montt, 20 de diciembre de 2008
  • El objetivo de este curso - taller para medios de comunicación fue perfeccionar y poner en práctica la competencia de comunicación y protección de la biodiversidad, entregando a los participantes a través de actividades teórico - prácticas, herramientas que le permitan desarrollar su quehacer con mayores conocimientos técnicos y competencias para acceder a fuentes de información.

Un taller sobre comunicación ambiental, dirigido especialmente a quienes trabajan en los medios de comunicación regionales en la región de Los Lagos, organizó el Proyecto GEF Siempreverde.

La capacitación se denominó “Comprensión y Estrategias de Cobertura de Temas Medio Ambientales”, se dictó en el Hotel Don Luis, en Puerto Montt, y contó con la presencia del Coordinador Nacional del Proyecto GEF Siempreverde, Gonzalo Pineda.

La jornada de capacitación, se dividió en dos módulos. El Primero de ellos fue de carácter teórico y se denominó “Comunicación y Periodismo Ambiental para la Conservación de la Biodiversidad”, en la cual se entrelazaron las exigencias modernas del periodismo ambiental con los temas concernientes a la biodiversidad, de modo de potenciar los conocimientos y aptitudes de los periodistas y comunicadores sociales, que les permitan realizar un trabajo de mejor calidad en formas y contenidos.

El segundo módulo consistió en un Taller Práctico Participativo, en el que los participantes trabajaron en grupo, para analizar e intercambiar opiniones respecto de las dificultades que enfrentan para abordar y difundir la información vinculada a las temáticas ambientales, incluyendo tratamientos, enfoques, interés y acceso a fuentes de información, entre otros tópicos..
Según explicó el Encargado de Comunicaciones del Proyecto GEF Siempreverde, Richard Velásquez, el objetivo de organizar este curso taller para medios de comunicación fue “perfeccionar y poner en práctica la competencia de comunicación y protección de la biodiversidad, entregando a los participantes a través de actividades teórico - prácticas, herramientas que le permitan desarrollar su quehacer con mayores conocimientos técnicos y competencias para acceder a fuentes de información”.

Ambos talleres fueron dictados por los expertos en temas ambientales Myriam Carmen Pinto, periodista, titulada en Universidad Católica del Norte. Antofagasta y especialista en Comunicaciones y Metodologías Participativas, y Gabriel Sanhueza, periodista titulado de la Universidad de Concepción y Magister en Ciencias Sociales y Ciencias Ambientales.

PROYECTO GEF SIEMPREVERDE

Cabe mencionar que el Proyecto GEF Siempreverde es una iniciativa que busca implementar el primer Sistema Bi-regional de Áreas Protegidas y así contribuir a la conservación y uso sustentable del bosque templado lluvioso valdiviano, en la región de Los Ríos y Los Lagos.

La importancia del bosque templado lluvioso valdiviano radica en que por su extensión y nivel de endemismo, es considerada uno de los 25 sitios de más alto valor para conservar la biodiversidad a nivel mundial. Además, esta área ha sido priorizada como sitio de conservación por diferentes organismos internacionales, en atención a la importancia de su flora y fauna, que en importantes superficies se mantiene ecológicamente intacta.

En este sentido, el encargado de comunicaciones del proyecto mencionó que para el Proyecto GEF Siempreverde, el trabajo que realizan los medios de comunicación regionales es fundamental para informar y concientizar a la comunidad sobre la importancia de las áreas protegidas y la conservación y uso sustentable del bosque templado lluvioso valdiviano.

El Proyecto GEF Siempreverde es una iniciativa que cuenta con financiamiento del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF) y es administrada en el país por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y ejecutada por la Comisión Nacional del Medio Ambiente (Conama), a lo cual se suma apoyo de institucionales públicas como el Ministerio de Bienes Nacionales y la Comisión Nacional Forestal (Conaf) y la valiosa cooperación de organismos privados como The Nature Conservation (TNC) y WWF, además los propietarios privados y comunidades indígenas, que son fundamentales en el diseño y desarrollo de esta iniciativa.