lunes, agosto 27, 2012

Diputada Marisol Turres: Las movilizaciones estudiantiles están debilitando más la educación pública
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


«Las movilizaciones, paros y tomas de establecimientos educacionales, están debilitando más la educación pública», señaló la Diputada de la UDI por el Distrito 57, Marisol Turres.

"El 2011, menos del 20% de los estudiantes de la región participó de paros y tomas. Pero esos jóvenes, le provocaron un inmenso daño a sus compañeros que si querían estudiar”, indicó la parlamentaria.

“Las movilizaciones significaron en la región casi 350 mil horas de clases perdidas. Dos tercios del currículo escolar anual sencillamente no se estudió, y se trata de aprendizajes irrecuperables, que tendrán efectos para esos jóvenes en el mediano y largo plazo. De hecho, más de 5 mil jóvenes de nuestra región repitieron curso", indicó Marisol Turres.

"Producto de los paros y de las tomas de establecimientos, se provocaron daños en infraestructura y mobiliario por más de 300 millones de pesos, que fueron costeados en su reposición por nuestro gobierno con recursos de todos los chilenos, agregó la Parlamentaria.

Pero, lo que es más grave, es que la educación pública que los dirigentes estudiantiles dicen defender con tanta fuerza, perdió un 12% de sus estudiantes en la región de Los Lagos, y se dejaron de percibir por parte de los municipios más de 1360 millones de pesos por concepto de subvenciones. De hecho, sólo en Puerto Montt, la fuga de alumnos de los establecimientos municipales a los privados y particular subvencionados significa perder más de $445 millones de pesos en subvenciones al año", agregó la Diputada de la UDI.

“Tanto el Gobierno, como el Parlamento ha mostrado voluntad política para avanzar en la solución de los problemas heredados de gobiernos anteriores en materia de Educación que preocupan a los jóvenes. Por eso, basta de marchas, basta de tomas. Para avanzar realmente en mejorar la Educación, se requiere primero que nuestros alumnos estudien y permitan que sus compañeros lo hagan. Los jóvenes que quieren estudiar y sus padres, no pueden pagar los costos de las decisiones de sus pares que no necesariamente buscan mejorar la educación publica, sino que tienen otros fines", finalizó la Diputada Marisol Turres.