sábado, enero 19, 2008

Frente de Trabajadores del Sector Justicia
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook

Santiago de Chile, 17 de enero de 2008
El Frente de Trabajadores del Sector Justicia como actores centrales y ejecutores de las políticas públicas resueltas y diseñadas para el sector y parte de la Reforma y Modernización al Sistema de Justicia, responsablemente debemos decirle al país que no obstante nuestro compromiso y vocación de SERVICIO PÚBLICO para atenuar graves problemas de diseño e implementación, hemos concluido como diagnóstico lo siguiente:

Las políticas de justicia están afrontando una profunda e insostenible crisis, con serias implicancias para usuarios/as y de la cual como trabajadores/as nos asiste el deber y obligación de transparentar y representar a la opinión pública y ciudadanía.

Ejemplo de lo anterior son los errados diseños implementados en los Tribunales de Familia, Justicia Laboral, Reforma Procesal, Ley de Responsabilidad Juvenil; SENAME con Ley Orgánica obsoleta y problemas de gestión; Crisis histórica de Gendarmería, insuficientes recursos a las Corporaciones de Asistencia Judicial para asegurar el acceso a la justicia de los pobres, etc.

Esto no sólo es visible en el impresentable desorden orgánico-administrativo de nuestros servicios, dependientes del sector justicia, sino que también, en la decepción, frustración, denegación de acceso, indefensión, e incluso costos en vidas humanas que estos errores han ocasionado y seguirán ocasionando de no mediar un cambio drástico en la forma en que se diseñan e implementan las políticas públicas.


Elemento central de esta crisis, es la ausencia de una visión de Estado en torno al acceso, la administración y ejecución de la justicia en Chile, lo que ha traído como consecuencia el diseño de políticas públicas reactivas y cruzadas por la coyuntura y las presiones políticas, sin una mirada estratégica que dé cuenta de sus efectos y consecuencias, las que siempre terminan afectando a los sectores más desposeídos de nuestro país, y a los trabajadores de los servicios que deben implementar políticas improvisadas y definidas con una ausencia total de participación.


El Frente de Trabajadores del Sector Justicia denuncia la falta de compromiso y preocupación de las autoridades ministeriales y de los servicios dependientes para afrontar la crisis sistémica del área, ya que las respuestas recurrentes siempre se encuentran en el ámbito de la externalización de los servicios y roles, que por definición irrenunciable le pertenecen al Estado de Chile.


Es decir, en vez de fortalecer y desarrollar una nueva mirada desde el Estado frente a esta problemática, se opta por la mercantilización y privatización de los problemas sociales y políticos, salida que a todas luces ha resultado un rotundo fracaso, con el agregado de incurrir en un gasto estéril de recursos financieros que les pertenecen a todos los chilenos y chilenas, y sin ninguna consecuencia para quienes han cometido omisiones inexcusables o han privilegiado otros objetivos, prescindiendo de los efectos y costos para los/as ciudadanos/as, en especial hacia aquellos/as mas vulnerables y/o desprotegidos social y económicamente.

La crisis que en la actualidad afecta al sector justicia apunta al corazón de nuestra Democracia, no sólo en torno a los idílicos y poco creíbles mensajes de “LA JUSTICIA MÁS CERCA DE USTED”, si no que además, esta crisis trastoca y hace impracticable cualquier estrategia coherente en el ámbito de la inclusión social, desarrollo humano sustentable y seguridad ciudadana, factores determinantes de todo escenario de estabilidad y gobernabilidad democrática. Por lo tanto nuestra denuncia también apunta a la defensa de la Democracia que tanto nos costo recuperar.

Aprovechamos la oportunidad para denunciar la ausencia de voluntades políticas y compromisos reales para enfrentar integralmente estos temas; respecto de los cuales siguen primando visiones estrechas, coyunturales y cortoplacistas, profundizado además, por un estilo de relación por parte de la autoridad ministerial con nuestras organizaciones, a lo menos displicente y dilatoria, sin nunca haber querido considerar la opinión de quienes por su vocación y experiencia de servidores públicos nos hemos constituido en los/as verdaderos/as expertos/as en el tema… los trabajadores y trabajadoras.

NUESTRAS DEMANDAS

1.- El Frente de Trabajadores del Sector Justicia exige el fin de la inestabilidad política administrativa de nuestros servicios, para que de una vez por todas dejen de ser utilizados como escalafones y bolsas de empleos para participantes y operadores de ciertos partidos políticos, sin ninguna consideración técnica, cuyas repercusiones finalmente se expresan en pésimas evaluaciones y desprestigio de la ciudadanía, hacia los servicios y hacia quienes realizan diariamente su acción de cara a usuarios/as.

2.- Exigimos una mirada integral en torno al sector justicia y los servicios públicos que lo integran, dotándolos de estabilidad y coherencia orgánica. La mayoría de nuestros servicios cuentan con ordenamientos orgánicos que no se condicen con el Chile del siglo XXI, primando el desorden y la improvisación de los Jefes de Servicio de turno.

3.- Exigimos estabilidad y dignidad para el empleo público, ampliando nuestras plantas, aumentando nuestras dotaciones y definiendo carreras funcionarias reales y dignas para todos nuestros trabajadores, quienes cotidianamente demuestran su vocación de servicio público, incluso exponiendo sus vidas en el ejercicio de sus labores.

Finalmente, hoy hemos dado un paso histórico, como organizaciones responsables y comprometidas con el servicio público, hemos levantado nuestra frente para decir BASTA, de manera UNITARIA Y COHESIONADA… nunca más tendrán nuestro silencio…hoy cerca de 6.000 trabajadores públicos del sector justicia exigirán respuestas y soluciones, por lo que también representamos a 15 millones de Chilenos…

¡ VIVA EL FRENTE DE TRABAJADORES DEL SECTOR JUSTICIA¡
¡ VIVA LA ANEF¡


Luis Américo Toledo
Periodista