lunes, noviembre 02, 2015

Más de tres mil personas disfrutaron de la Ruta de la Lluvia
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook

 
Puerto Montt, 2 de noviembre de 2015.- Una vez más La Ruta de la Lluvia tuvo una positiva respuesta de los tres mil asistentes que llegaron hasta el sector Piedra Azul a disfrutar de la música, gastronomía y artesanía durante este fin de semana.

Como una forma de romper con la estacionalidad durante esta época del año, el alcalde Gervoy Paredes indicó que “instruimos a Dideco a que a través de su Departamento de Cultura en conjunto con las organizaciones locales, realicen esta actividad similar a las fiestas costumbristas, para desarrollar esta iniciativa positiva tanto para los visitantes y para las personas del sector que participaron con stands de venta de productos de gastronomía, y cervezas. Estamos contentos con el resultado y esperamos continuar impulsando estas iniciativas”.

Con el trabajo de los funcionarios municipales y el comité organizador de Piedra Azul, La Ruta de la Lluvia se transformó en una fiesta durante los días sábado y domingo.

El concejal Eduardo Matamala precisó que la actividad se transformó en otro acierto “de la actual gestión municipal, por cuanto hemos visto que los vecinos se han organizado convenientemente para entregar una muestra similar a La Ruta de las Tradiciones, todo ello con la finalidad de romper con la estacionalidad en esta época del año”.




Desde tempranas horas se pudo apreciar una importante afluencia de público al recinto lo que mantuvo muy contentos a los dirigentes organizadores. Quienes agradecieron la gestión del municipio que los respaldó y apoyó en todo momento para sacar adelante el evento con muy buenos resultados.

También existe el compromiso del Municipio para que iniciada La Ruta de las Tradiciones cuenten con un nuevo escenario para la presentación de artistas y conjunto folklórico.

La máxima autoridad comunal precisó que el trabajo de los funcionarios municipales y la organización cada día apoyan los vecinos de los sectores rurales  y permiten proyectar que la “ruta de la lluvia” pueda tener mayor continuidad, transformándose en una gran alternativa de distracción y esparcimiento en diferentes épocas del año”.