miércoles, noviembre 18, 2015

INDAP recibió en Puerto Montt a jóvenes rurales de todo el país en histórico seminario internacional
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


  • Con el fin de conocer las inquietudes que tienen los jóvenes rurales de nuestra región, así como de otras regiones del país y de Latinoamérica, se efectuó este encuentro organizado por INDAP y la REAF, lo que constituye el inicio de acciones institucionales encaminadas a dar respuesta a las necesidades de los jóvenes rurales pertenecientes a la agricultura familiar.

Un masivo encuentro vivieron jóvenes rurales de todo el país, así como de Latinoamérica, que se dieron cita en el Hotel Don Vicente de Puerto Montt para participar del Seminario Internacional Juventud Rural Latinoamericana para la Agricultura Familiar, organizado por INDAP con el apoyo de la Reunión Especializada de la Agricultura Familiar, REAF-MERCOSUR.

A la actividad asistieron más de 200 jóvenes de las regiones de Arica y Parinacota, Valparaíso, Metropolitana, O’Higgins, Maule, Biobío, La Araucanía, Los Ríos, Los Lagos, Aysén y Magallanes, quienes pudieron conocer las experiencias de vida de pequeños productores jóvenes que han logrado trabajar en el campo, sin la necesidad de emigrar a la ciudad y mejorar su calidad de vida, así como también intercambiar experiencias y distintas visiones de cómo se vive en el campo.

En la oportunidad, los asistentes también pudieron conocer la visión regional de los jóvenes de Latinoamérica, a través de los representantes de la REAF-Mercosur, los avances del estudio de la juventud rural de la FAO y los instrumentos y programas que tiene INDAP para apoya la labor productiva de los jóvenes en el campo, principalmente lo que dice relación a los instrumentos de inversión, asesoría técnica y el acceso al crédito, como el nuevo crédito joven, cuya ventaja es que quienes paguen en forma oportuna tendrán una rebaja de un 30% de los intereses.

Al respecto, el subdirector nacional de INDAP, Ricardo Vial manifestó que con este tipo de iniciativas lo que se busca es “analizar y conocer, en conjunto con los propios jóvenes, cuáles son sus requerimientos y necesidades, y como poder adaptar los instrumentos disponibles a la realidad de la juventud en el campo. Creemos que este tipo de decisiones debemos tomarlas con ellos, ya que hemos tenido la experiencia en el pasado de haber hecho un programa que fue creado para los jóvenes pero sin su participación y que no fue muy positivo. Por ello, es importante que en conjunto podamos determinar qué es lo que necesitan nuestros jóvenes rurales y hacia donde ven el futuro de su actividad productiva”.

Vial agregó también que lo que busca la institución es “que los jóvenes trabajen por cuenta propia en el campo. Creemos en la necesidad de crear pequeños empresarios que trabajen en actividades de producción primarias y en actividades conexas, en servicios. Lo que buscamos es, en definitiva, que las herramientas de fomento productivo de INDAP y del Estado les permitan generar ingresos suficientes para vivir dignamente de la agricultura, poder educar a sus hijos y que la actividad en el campo sea la única y principal fuente de ingreso. Ellos son el recambio generacional y hay que apoyar ese crecimiento”.



Opinión que también comparte el brasileño, Pedro Boareto, consultor de la FAO para América Latina y el Caribe, quien destacó que este tipo de iniciativas son muy importantes, ya que demuestran que se puede avanzar con el diálogo en un lugar donde jóvenes del mundo rural pueden conversar de los temas que ellos comparten, conociendo las políticas y las oportunidades para desarrollar su trabajo en el campo.

“Acá se transmitieron necesidades, ideas, experiencias de trabajo, y se reflexionó sobre los retos que tiene la juventud rural, pero también la agricultura familiar en general. Entonces nosotros desde FAO, como socios de la REAF donde me tocó participar activamente, es importante fomentar este tipo de experiencias para cambiar el modelo de desarrollo actual por un modelo sostenible y sustentable, que busque terminar con las desigualdades no sólo en Chile sino que en toda América Latina y el mundo. En definitiva, este tipo de encuentro nos abre a diversas realidades productivas y de vida, porque son instancias para conocer desde las propias bases la realidad del mundo rural y no en las grandes capitales o en los espacios tradicionales de reunión y discusión política, y eso se dio acá en Puerto Montt”.

Asimismo, el director regional de INDAP, Enrique Santis, destacó la importancia de motivar y apoyar el trabajo de los jóvenes en el campo en una región que atiende a unos 2 mil agricultores y agricultoras aproximadamente que están dentro de este rango etario desde los 18 a los 35 años. “En la región este es un trabajo que comenzamos fuertemente el años pasado, principalmente con un grupo de jóvenes campesinos organizados de Ancud, y se ha transformado, junto al trabajo con las mujeres, uno de los ejes más importantes de nuestra gestión, por lo que organizar este seminario acá no hace más que reafirmar nuestro compromiso con los jóvenes rurales de la región y con su trabajo”, puntualizó el directivo regional.