martes, noviembre 17, 2015

Evalúan impacto del cambio climático en el sabor de la ostra y mejillón chileno
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


Por primera vez en Chile

  • Gracias a una prueba inédita realizada en la Universidad Santo Tomás Puerto Montt, se podrá conocer cómo la acidificación del océano podría impactar a los productos marinos y la gastronomía.

Muchas son las consecuencias que ha provocado el cambio climático en nuestro planeta. Una de ellas, y la cual es foco de preocupación mundial, es la acidificación del océano, producto del aumento del dióxido de carbono que ingresa al mar, lo que genera una disminución en el pH de las aguas marinas que afectaría a los organismos que viven en estos sistemas.

En el ámbito de la gastronomía, en Europa por ejemplo, se evidenciaron cambios en el sabor de camarones. Mientras que en el caso de Chile ya se ha confirmado que el mejillón chileno cultivado en Chiloé produce menos carne cuando se enfrentan a la acidificación del océano.

Frente a este panorama, cabe preguntarse ¿Qué sucederá con el sabor de nuestros mariscos?, ¿Qué desafíos deberá enfrentar la gastronomía?

Para dar respuesta a estas interrogantes, la Universidad Santo Tomás a través de su Facultad de Ciencias, el Centro de Investigación e Innovación para el Cambio Climático (CiiCC) y en conjunto con el área de Turismo y Gastronomía del IP CFT Santo Tomás, realizó el encuentro “El sabor del cambio climático” en el que se efectuó una prueba, única en Chile y el mundo, que buscaba evidenciar el impacto de la acidificación del océano en los productos marinos de consumo masivo.


De esta manera, con el fin de evaluar los cambios en el sabor, color, textura y otras propiedades de productos marinos de importancia regional, chefs, científicos, empresarios del sector acuícola y periodistas, entre otros, participaron de una cata experimental dirigida por el Director del CiiCC, Dr. Nelson Lagos y el Jefe de la carrera de Gastronomía del IP CFT Santo Tomás Puerto Montt, Frederic Emery. La actividad consistió en probar ostras y mejillones sometidos a distintas condiciones de acidificación, definidas por los escenarios probables que podrían experimentar las costas chilenas en el futuro.

Carmen Espoz, Decana de la Facultad de Ciencias de la UST, comentó que este encuentro surgió de la necesidad que tienen los científicos de interactuar con la comunidad para conversar respecto de los posibles efectos del cambio climático, en particular de la acidificación del océano. "Tenemos el conocimiento y queremos transmitirlo, y en este proceso todos aprendemos. ¿Cambiarán los sabores de nuestros mariscos? Qué mejor forma que ponerlo a prueba con el paladar de los expertos”, manifestó.

Por su parte, Nelson Lagos explicó que la tasa de acidificación del océano no tiene precedentes, destacando que el cambio actual que se evidencia es mayor al observado en los últimos 800 mil años, siendo quizás 10 veces mayor que cualquier evento natural ocurrido en los últimos 55 millones de años.

El evento contó también con la participación de Felipe Yañez, Director Nacional del área de Turismo y Gastronomía del IP CFT Santo Tomás, el Premio Nacional de Periodismo 2013 Alipio Vera, el encargado para el Cono Sur de Manomet Centre for Conservation Sciences Diego Luna-Quevedo, el Presidente de la Federación Gastronómica de Chile Jorge Ortega y la Presidenta de Chef del Maule Variña Astorga, además de los periodistas especializados Cristina Espinoza y Meyling Tang, entre otros connotados invitados.

Los resultados de las pruebas realizadas serán difundidos en las próximas semanas.