miércoles, noviembre 04, 2015

En Alerce reforzaron campaña contra sarampión
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


Miércoles 4 noviembre 2015

  • La región sólo alcanza un 46% de cobertura en menores de 1 a 5 años. Las comunas que presentan las menores coberturas en la provincia de Llanquihue corresponden a Calbuco, Fresia, Maullín y Cochamó.

A sólo un 46 % de cobertura alcanza la vacunación contra el sarampión en la Región de Los Lagos, razón por la cual las autoridades de salud reforzaron el llamado a los padres para adquirir la vacuna y así proteger a los niños de entre 1 a 5 años.

Junto a un equipo de inmunizaciones del Cesfam de Alerce, el Servicio de Salud Reloncaví, la seremi de Salud, Eugenia Schnake visitó la Escuela de Lenguaje del sector, donde vacunaron a menores de 5 años contra el sarampión.

“La campaña de reforzamiento culmina el 30 de noviembre y llevamos en la actualidad sólo un 46%, es muy importante estar vacunados para tener las defensas suficientes. El sarampión se origina por casos importados y la región es eminentemente turística; es por ello la relevancia de que los niños cuenten con su vacuna”, expresó la seremi Eugenia Schnake.

La autoridad de salud agregó que el sarampión “es una enfermedad grave que puede ocasionar la muerte. Sabemos que un 40% de los niños están en salas cunas y escuelas mientras que un 60% se encuentran en sus casas, por eso necesitamos que los padres se acerquen a sus consultorios con sus niños para recibir la vacunación”, expresó Eugenia Schnake.

Por su parte, la directora de salud municipal, Dra. Cecilia Ravanales indicó que "los equipos de vacunación de cada uno de nuestros cesfam, van a redoblar esfuerzos para llegar a todos los jardines, salas cuna y escuelas de sus sectores, a fin de inmunizar a todos los niños que se encuentren en la edad objetivo y así lograr la meta impuesta por la autoridad de salud".

Riesgo internacional

El riesgo de importación de casos de sarampión desde otros continentes se hizo evidente a raíz del brote ocurrido entre el 12 de mayo y el 11 de julio del 2015 en residentes en la Región Metropolitana, que se originó a partir de un viajero procedente de China, quien se contagió durante el viaje con una variante del virus del Sarampión correspondiente al genotipo viral (H1), circulante en Asia.

Cumpliendo las normativas internacionales existentes, el brote se dio por finalizado el 28 de agosto del 2015.