lunes, noviembre 09, 2015

Alcalde Gervoy Paredes analiza propuesta de concejal Héctor Ulloa para cesar concesión de empresa de parquímetros
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


  • Propuesta del edil es coincidente con lo expuesto por el jefe comunal, quien se reunió la semana pasada con los trabajadores y dirigentes sindicales de los parquímetros. Precisó que se analizarán jurídicamente los antecedentes.
 
Puerto Montt, 9 de noviembre de 2015.- Una reunión para hacerle entrega de antecedentes para analizar la empresa que gestiona los parquímetros en Puerto Montt, sostuvo el alcalde Gervoy Paredes con el concejal Héctor Ulloa, ocasión en la que el edil le manifestó la posibilidad de estudiar el cese de la concesión, sobre todo al constatar las innumerables multas que tiene esta empresa y prácticas que afectan a los trabajadores.

El jefe comunal indicó que la presentación del concejal, ya la habían conversado y que viene a reforzar lo que planteó la semana pasada, cuando se reunió con los dirigentes sindicales de los trabajadores y autoridades regionales en la Inspección del Trabajo.  

“Lo primero quiero agradecer la propuesta del concejal Héctor Ulloa, algo habíamos conversado ya, donde en la ciudad misma y conversando con dirigentes o vecinos, se ha conversado acerca del alto valor del estacionamiento, entonces hemos visto muchas situaciones relacionadas. Por ello hacemos un llamado a las empresas que trabajan  con diversos municipios, que cumplan con las leyes laborales. Una situación similar es la que nos pasó con la empresa que conservaba los semáforos en la ciudad, que también tuvo problemas con sus trabajadores y tuvimos que terminar con esa concesión, y tras algunos problemas jurídicos, se nos dio finalmente la razón.  En este caso, son cerca de 45 trabajadores, que tiene diversos problemas con la empresa e incumplimientos, que son corroborados también por la Dirección regional y la Seremía del Trabajo, por tanto frente a estos antecedentes esto es una causal.  Mañana se les hará ver las dificultades que ha habido, tal como las multas que han tenido como parte de no cumplir lo que dice el contrato, por tanto ahí hay un problema de incumplimiento de la empresa, especialmente cuando a ojos de todo el mundo lo que recibe el Municipio de Puerto Montt es bastante poco, la verdad”, dijo.

El alcalde Paredes señaló que el procedimiento que sigue “con la propuesta  hecha por el señor Concejal, es pasarla a la Comisión de Régimen Interno, que dirige en este caso el concejal Luis Peroti, porque en caso que se determine esta situación, y se tome esta decisión, tiene que ser por acuerdo del Concejo; como este tema supera el tiempo de ejercicio de este alcalde, requiere un quorum calificado”.

Precisó que “cuando hay incumplimientos hay decisiones que hay que tomar, y esas decisiones hay que analizarlas jurídicamente, porque de ese punto de vista de seguro habrá que enfrentar una disputa jurídica que será larga, pero hay que tomar decisión. Ahora, qué nos avala a nosotros, es lo que no ha cumplido la empresa en términos laborales”. 



"Es un pésimo negocio para la ciudad"

El concejal Héctor Ulloa manifestó su opinión sobre esta temática, en que sostuvo argumentos para señalar los aspectos negativos para la comuna el mantener la concesión de la empresa que maneja los parquímetros en la comuna. “La petición que he solicitado al alcalde, quien ha tenido una muy buena disposición de recibirla, ha sido conversar la opción de poner fin al contrato de concesión a la empresa concesionaria de parquímetros, fundamentalmente porque es un muy mal negocio para Puerto Montt. Eso lo sabemos, tras sacar cálculos, que muestran que la gente, por el sólo hecho de tener los automóviles en las calles de la ciudad, desembolsan de su bolsillo anualmente 1.500 millones de pesos, aproximadamente, de los cuales el Municipio recibe 190 millones de pesos, aproximadamente. De esas dos cifras, nadie podría decir que no es un pésame negocio para la ciudad; es demasiado el abismo entre la contribución que hace el usuario versus el retorno que tiene la municipalidad”.

“Este es un pésimo negocio para la ciudad pues el usuario, el consumidor final no percibe ningún servicio asociado a la concesión, porque evidentemente no existe servicio a la concesión. Si esto lo unimos al hecho que nos hemos dado cuenta que es público y notorio que el  concesionario incumple gravemente las obligaciones y la legislación laboral en perjuicio de sus trabajadores, tiene 26 multas a nivel nacional, de las cuales las tiene a nivel local por este contrato, me parece que además ha incumplido gravemente las obligaciones del contrato, y por tanto amerita que nosotros pongamos término anticipado a esta concesión”, concluyó el concejal Héctor Ulloa.