viernes, octubre 09, 2015

El «Cine Negro» será el tema del Taller de Espectadores este sábado en el Diego Rivera
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


Sábado, 15 horas

Finales amargos, amores falsos y un detective desencantado que resuelve crímenes en una sociedad cínica y violenta es la receta infalible que construye el “Cine Negro”, clásico género que será la materia de estudio del Taller de Espectadores, a cargo del académico de la Universidad Católica José Miguel Ortega, este sábado a las 15 horas en la Casa del Arte Diego Rivera. Entrada liberada.

Con el apoyo de la Corporación Cultural de Puerto Montt (CCPM) la iniciativa – financiada por un Fondo Audiovisual 2015 para la formación de audiencias del CNCA- tiene como objetivo entregar competencias necesarias para que las personas puedan no sólo apreciar, sino disfrutar, crear y educarse respecto de todos los componentes de la producción de cine.

En sus distintos módulos, los profesores a cargo –aparte de Ortega- son los académicos de la Universidad de Chile Alberto Mayor y José Román. Los talleres se desarrollarán durante todos los sábado de octubre.




CINE NEGRO

El cine negro presenta una sociedad violenta, cínica y corrupta que amenaza no sólo al héroe o protagonista de la película sino también a otros personajes, dentro de un ambiente de pesimismo fatalista.

Los finales suelen ser agridulces cuando no presentan directamente el fracaso del protagonista. Otro punto característico del cine negro es la presencia de la femme fatale, la mujer fatal que, aparentemente inofensiva, puede conducir a sus víctimas al peligro o a la muerte.

Las novelas de Dashiell Hammett y Raymond Chandler, con sus clásicos detectives Sam Spade y Phillip Marlowe, respectivamente, son fuentes habituales de los guiones de este género.

El Cine Negro tuvo gran repercusión entre 1930 y 1950, destacando la producción de “El halcón maltés” (1941), de John Houston, con roles protagónicos de Humphrey Bogart y Mary Astor.

En épocas contemporáneas, la serie de televisión “Mike Hammer” (1984-1987) recogió parte de la estética y estilo del género, mientras en el cine producciones como “Chinatown” (1974) y “Un largo adiós” (1973) son íconos clásicos de este estilo y lenguaje cinematográficos.