miércoles, marzo 18, 2009

Mainstream desmiente y rechaza acusaciones de Equipo Chile Crece Contigo sobre acoso laboral
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook

  • Ante las acusaciones de acoso laboral en contra de trabajadoras embarazadas, efectuadas por el denominado Equipo de Cabecera Chile Crece Contigo, la empresa Mainstream Chile rechaza de manera absoluta el fondo y la forma de las denuncias realizadas.

Durante la mañana de hoy, se ha hecho circular a los medios de comunicación una carta denuncia con el logo del Gobierno de Chile, Ministerio de Salud, firmado por el Equipo de Cabecera Chile Crece Contigo, en la que en términos injuriosos se acusa falsamente a Mainstream Chile de ejercer abuso en contra de trabajadoras embarazadas.

El gerente de la compañía, Andrés Hoffmann, explicó que al igual que el resto de la industria, existe una alta estacionalidad en el período de cosechas, por lo que se contrata un número significativo de trabajadores y trabajadores bajo la modalidad de plazo fijo, los que normalmente tienen una duración de tres meses. “Algunas de nuestras trabajadoras contratadas en ese período específico y que quedaron embarazadas en ese plazo, pretenden que se les apliquen los mismos fueros que a las que tienen contrato sin límite de duración, lo cual sostenemos, difiere de lo establecido en la ley laboral”, explicó.

La empresa manifestó que serán los tribunales de Justicia quienes determinen la correcta interpretación de la ley, y que por cierto, acatará la decisión cualquiera ella sea finalmente, “pero lo que no aceptaremos son injurias y falsedades”, señaló el ejecutivo.

A Mainstream Chile lo respalda su historia de respeto a las normas laborales, aun en tiempos de extrema dificultad como es la que hoy vive la industria, hecho que la Dirección del Trabajo ha podido constatar en terreno. “Por lo que desmentimos en la forma más tajante eventuales acciones de acoso para evitar que nuestras trabajadoras se realicen los controles y exámenes a los que tienen derecho”, enfatizó Hoffmann.