martes, marzo 24, 2009

Autoridad sanitaria decreta cierre para extracción de mariscos en el sur de chiloé
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook

Ante resultados positivos a toxina Paralizante

Como una medida para resguardar la salud de las personas definió el Seremi de Salud, Bernardo Martorell, la prohibición de extracción de mariscos en el sur de Chiloé, decretada en las últimas horas mediante la resolución sanitaria Nº 185 emanada hoy desde esta Secretaría Ministerial de Salud y que responde a la presencia de toxina paralizante detectada en moluscos bivalvos muestreados de esa zona.

Según detalló el Dr. Martorell, ante los resultados de los últimos muestreos que arrojan una concentración que bordea los 800 ug/100 gr en algunos puntos al sur de Quellón –lo cual sobrepasa el máximo permitido de toxicidad de 80 ug/100 gr- se determinó prohibir la recolección y captura de todos los mariscos, tales como cholga, chorito, almeja ostras, navajuela, etc.; además de picoroco y loco existentes en el área geográfica ubicada al sur del paralelo 43º 02’ 00’’ Latitud Sur (sector Punta Centinela de Isla Tranqui) hasta el límite con la región de Aysén.

En consecuencia, con el objetivo permitir el consumo seguro de mariscos en todos los locales autorizados, el Seremi agregó que el Plan de Contingencia de Semana Santa contempla la coordinación operativa de distintas entidades, como la Armada y Carabineros y cuya implementación fue adelantada este año por los últimos eventos suscitados en la región de Aysén, donde han fallecido dos personas por consumir mariscos contaminados. Tanto la Autoridad Sanitaria, como Sernapesca monitorean permanentemente distintos puntos de la región, fiscalizando además en conjunto todos los puntos de desembarque y las barreras sanitarias, permitiendo a la población consumir productos del mar en forma segura; no obstante recalcó que sólo debe hacerse en lugares autorizados de venta y consumo.

Además, la autoridad de salud extendió el llamado a los buzos, patrones de lanchas y transportistas a informarse sobre las zonas autorizadas para la extracción y procedimiento para el traslado de los productos y a “ser extremadamente responsables para evitar intoxicaciones”, concluyó Martorell.