jueves, noviembre 29, 2012

Artista Marcelo Gallardo inaugura exposición «In Situ» que revisa la religiosidad como elemento cultural de nuestra identidad
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


Sala Multiuso, jueves a las 19 horas

Una visita a las raíces culturales y religiosas que conforman nuestra identidad en el territorio isleño que representa el sur de Chile a partir de Puerto Montt es la propuesta que el artista Marcelo Gallardo preparó con su exposición “In Situ” que inaugura el jueves 29 de noviembre a las 19 horas en la Sala Multiuso de la Casa del Arte Diego Rivera. Entrada liberada.

Con el apoyo de la Corporación Cultural de Puerto Montt, la muestra de serigrafía es un ejercicio gráfico que busca transformar el espacio expositivo en un acto generador del acto creativo, alterando sus componentes espaciales al objeto tradicional del arte.

Para el artista, que recorre y recoge la imaginería religiosa que se construyó y mantiene –a su juicio- a través del contacto marítimo, constituye un elemento esencial de la identidad cultural del ethos del archipiélago austral, configurando tradiciones y creencias que derivan en los rasgos distintivos de la población tanto de Puerto Montt, Chiloé e islas adyacentes.

ARTISTA

Marcelo Gallardo Paredes, construye su arte a través de la fotografía, arte digital, técnicas gráficas e instalaciones.

Nació en Puerto Montt, en 1971. Estudió Licenciatura en Artes Plásticas con mención en Grabado en la Universidad de Concepción desde 1992 hasta 1996.

En la actualidad hace itinerancia entre el centro y sur del país, teniendo como base de operaciones, las dependencias de Cyan Taller, un espacio ubicado en el centro de Santiago y creado para el desarrollo de las Artes Gráficas en el año 2005.

El otro extremo de sus desplazamientos es su ciudad natal, Puerto Montt, donde reside en una parcela a las afueras de la ciudad.

En sus obras se aprecia como punto de partida, la fotografía, más un tono autobiográfico como una constante creadora que se puede expresar de manera emotiva por medio de paisajes físicamente localizados, pero que también puede desencadenar en estructuras con un contenido político y religioso, propias de su paisaje cultural.