Casa del Arte Diego Rivera reabre salas de exposiciones con todos los protocolos sanitarios pertinentes

  • Durante un poco más de diez meses, el principal Centro Cultural de la región mantuvo sus puertas cerradas al público en general. Desde el pasado miércoles 17 de febrero, la Corporación Cultural reaperturó dos de sus salas de exposiciones bajo estrictas medidas sanitarias, y la opción de agendar en línea su visita a las distintas instalaciones.

“Cuando cumplimos diez meses de clausura total del Centro cultural, y al tener las primeras señales de vacunación, de apertura de la cuarentena, señales que nos van mostrando que con responsabilidad de todos podemos ir recuperando ciertos espacios, hemos implementado un proceso de reapertura progresiva”, dijo el Director ejecutivo de la Corporación Cultural de Puerto Montt, Marcelo Utreras.

Es así como hoy el Diego Rivera tiene abiertas las puertas de sus salas Hardy Wistuba y Pinacoteca, en las que se encuentran las exposiciones “Fugaz Mejunje” de Claudio Bertoni y “Cardumen errante” del artista local Claudio Acuña, las que se podrán visitar de lunes a viernes desde las 15 a las 19 horas, y quienes prefieran podrán agendar sus visitas a través de www.visita.culturapuertomontt.cl.

La primera instalación corresponde a parte de la obra del destacado escritor y fotógrafo nacional, que llega gracias al apoyo y colaboración de la Galería D21 y EkHO gallery, así lo señaló el Encargado de Artes Visuales del Centro Cultural, Andrés Muñoz: “el trabajo de Bertoni ha sido bien significativo y se ha transformado en exposiciones y publicaciones específicas, en este caso llega a Puerto Montt gracias al convenio que tenemos a Galería D21, proyectos de arte, que nos facilita esa colección de imágenes que corresponde a series que Bertoni desarrolló entre los años 80 y 90”, resumió.

Local

Sin duda, uno de los grandes atractivos de esta reapertura es la exposición del artista local Claudio Acuña, quien hace una semana instaló en la Casa del Arte Diego Rivera su más reciente obra: “Cardumen errante”, una instalación que en palabras de su creador “busca visibilizar lo que estaba pasando con la fuga de salmones, y también reflexionar acerca de la relación de la ciudad y el mar”, expresó.

Para Acuña, “esta obra no se limita solo al tema de la salmonicultura. Es una invitación a poner en forma esta relación de la ciudad y el mar; de alguna manera creo que la ciudad niega al mar, Puerto Montt en su costanera no tiene bajadas al mar, por ejemplo. La idea de la obra está pensada para que recorriera las plazas, las calles, las avenidas, etc. La idea es poder, durante el año, sacar los cardúmenes y que recorran la ciudad, Chiloé y Osorno -que es el compromiso que tenemos con Fondart. Así, con la idea de avanzar en esa instancia de instalaciones damos el pie inicial con la instalación en la Casa del Arte Diego Rivera, por lo tanto este es el pie inaugural de este proceso que debiera darse durante el año”, señaló el artista.

Es así como con una acuciosa implementación de señaléticas y de medidas preventivas, tales como el registro de los visitantes, la toma de temperatura, el uso obligatorio de mascarillas, la libre disposición de dispensadores de alcohol gel y la recomendación de distanciamiento físico, entre otras, la Casa del Arte Diego Rivera reabre sus puertas al público y, con ello, al disfrute presencial de las artes visuales en uno de los centros culturales más importantes del sur del país.