viernes, julio 17, 2009

Definen estrategias para disminuir inequidades en comunas más vulnerables
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


17 de Julio 2009
  • Plan de intervención en comunas más vulnerables fue presentado a las autoridades de salud y representantes de la administración municipal de las comunas de Calbuco, San Juan de la Costa y Quemchi.

Definir las estrategias para disminuir “las barreras de acceso” de la ciudadanía a los sistemas de protección social priorizados en las asambleas participativas desarrolladas en las comunas de San Juan de la Costa, Calbuco y Quemchi, fue el objetivo principal de la jornada de planificación del programa “Comunas Vulnerables” desarrollado en la ciudad de Puerto Varas.

La jornada contó con la participación del seremi de Salud, Dr. Bernardo Martorell, los directores de los servicios de Salud del Reloncaví y Chiloé, Eugenia Schnake y Víctor Hugo Catalán, además del alcalde de San Juan de la Costa, Javier Oyarzo y representantes de las municipalidades de Calbuco y Quemchi.

La actividad de planificación partió con un diagnóstico de las tres comunas seleccionada para el programa de Comunas Vulnerables “donde se identificaron las principales características territoriales de cada comuna; por ejemplo, el análisis de los sistemas de previsión social, los índices de escolaridad y analfabetismo, además de los ingresos”, explicó el seremi de Salud, Bernardo Martorell, para luego interiorizarse con profundidad en “las garantías sociales con menor acceso identificadas por la propia comunidad en las asambleas participativas ” , agregó Martorell.




Identificando Barreras

Entre las principales barreras de acceso identificadas en las asambleas participativas destacaron los tiempos de espera, el mal estado de los caminos, la condición territorial “de isla”, el trato a los pacientes y problemas con las rondas solamente en el ámbito de la salud.

De igual forma, la tenencia de la tierra, el exceso de trámites y los requisitos muy excluyentes fueron identificados como problemáticas para vivienda y habitabilidad, así como la poca información para postulación a becas, el mal estado de los caminos; en educación. Además, la escasez laboral de estas comunas y algunos programas productivos sin resultados muy beneficiosos en el ámbito laboral, fueron otros de los ejes centrales identificados en las tres comunas.

“Por supuesto que cada comuna tiene su propia problemática, eso es evidente, lo importante ahora es que nos reunimos los equipos comunales y regionales además de dirigentes de cada comuna para definir las estrategias para eliminar esas barreras. Algunas solo tienen que ver con el ámbito del buen trato, principalmente las que tienen relación con salud, sin embargo la conectividad y la escasez de información en muchos niveles requieren de intervenciones estratégicas como las que hemos definido hoy”, dijo Martorell.

Asambleas participativas: la comunidad decide

El programa de Comunas Vulnerables ha contemplado la realización de 7 asambleas de diagnóstico participativas con dirigentes y representantes de la comunidad de Puaucho, Bahía Mansa y Misión San Juan (San Juan de la Costa), Peñasmó e Isla Chope (Calbuco) y Mechuque y Quemchi (Quemchi), además de 3 asambleas de validación “puesto que lo más importante era que la valiosa información que nos entregará la comunidad debía ser validada por ellos mismos para luego iniciar el trabajo que hoy estamos desarrollando”, expresó Martorell.