viernes, marzo 23, 2012

Al rescate de nuestra identidad
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook

por Jaime Benítez Sepúlveda
B y C Ltda.


Al preguntarnos si Puerto Montt tiene identidad, surge la respuesta casi inmediata que no, que carece de ella, y ese “no” se vuelve más rotundo aún al compararla con Chiloé. Sin embargo, personas como el sacerdote jesuita Eduardo Tampe y mi amigo Jorge Loncon, Director de Teatro y escritor, y seguramente otros historiadores locales que han estudiado por años los inicios de nuestra ciudad, coinciden en que sí tenemos una identidad; que el paso de los años, y el escaso interés de los mismos ciudadanos, ha contribuido a olvidar. Es por ello, y en mi calidad de puertomontino de corazón, que he querido refrescar la memoria colectiva y a través de su importante medio de comunicación llegar al máximo de lectores, para contarles que mucho se ha hablado sólo de la colonización alemana, pero poco de la presencia austríaca, que se estableció en su mayoría a orillas del lago Llanquihue, para fundar posteriormente la localidad de Nueva Braunau, en honor a su ciudad de procedencia, y de su aporte, también, a la arquitectura local, presente en esa zona y también aquí, en grandes casonas de valor histórico, muchas de las cuales lamentablemente se han perdido.

Motivado por el deseo de contribuir con un pequeño grano de arena a la tarea de rescatar algo de nuestra identidad, me he propuesto recuperar un antiguo edificio del centro de nuestra ciudad y transformarlo en un Hotel Boutique de dos pisos, catorce habitaciones, estacionamientos, y que nacerá bajo el nombre de Hotel Salzburgo, y que pretende con su particular color – representativo de las construcciones ubicadas en el camino que recorre Viena a Salzburgo por el interior, llamado Salzkammergut- y las maderas nativas presentes en su interior, busca ser una fiel representación de esta mezcla alemán-austriaca y huilliche-chilota.

Este Hotel, pretende contribuir humildemente a validar lo nuestro y ser un aliciente a nuestros empresarios de Antonio Varas para hermosear sus fachadas y acompañar la gran obra que se avecina por parte de esta administración municipal, que es el Boulevard Antonio Varas, y que estoy seguro, dará un nuevo impulso a nuestra ciudad y nos trasformará en una ciudad de destino y no de paso.

Sinceramente, espero que los empresarios realicen el esfuerzo que todos deseamos, para brindar una atención de calidad a nuestros visitantes, y junto a las mágicas bellezas que tenemos, hablar sobre NUESTRA IDENTIDAD.