martes, junio 09, 2009

Autoridades de salud y educación coordinan acciones para prevenir influenza en comunidad escolar
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook

9 de junio

El seremi de Salud, Bernardo Martorell agregó que en la región se han entregado más de 1000 tratamientos con oseltamivir, 500 de ellos sólo en la provincia de Osorno. Sin embargo, la región posee 89 casos confirmados de Influenza A H1N1 a través de PCR.

Acciones con educación se desarrollaron en toda la región para prevenir el regreso a clases de más de 100 mil alumnos de enseñanza municipal.

En tanto el miércoles a las 11.00 horas el seremi de Salud realizará una charla educativa en la intendencia junto a dirigentes y funcionarios de la ANEF.


Con el objetivo de implementar las medidas preventivas contra la influenza en la población escolar, luego que tras las paralizaciones entraran a clases más de 101 mil alumnos de educación municipalizada, el seremi de Salud Bernardo Martorell junto a el titular de educación Héctor Gallardo sostuvieron dos importantes reuniones en las direcciones provinciales de educación de Llanquihue y Osorno con más de 100 directores y sostenedores de establecimientos educacionales.

El seremi de Salud, Bernardo Martorell sostuvo que se trató de una reunión muy importante que “nos permite coordinar las medidas preventivas en los más de 180 mil alumnos de educación municipal y particular. Se trata de estrategias desarrolladas a nivel comunal en las cuales por ejemplo realizaremos una oportuna derivación de los estudiantes con síntomas a sus hogares o centros asistenciales” dijo Martorell.

La estrategia permite además monitorear e informar diariamente la situación de los estudiantes, respecto de su salud y asistencia, a través de un formulario on line “que nos permitirá tener en tiempo real la asistencia a clases y poder determinar ciertas líneas de trabajo si el ausentismo va en aumento”.

Paralelamente el seremi de Educación, Héctor Gallardo explicó que “la prevención debe partir por los alumnos y apoderados, pero con un fuerte énfasis en los directores de establecimientos quienes deben liderar las acciones de prevención y monitoreo en los establecimientos educacionales”

Cada colegio debe poner en práctica la forma de organización y estrategia que más le acomode, asegurando cumplir con los objetivos de prevención descritos, como el lavado frecuente de manos o la limpieza de las superficies con cloro.

Prevención de alumnos

El documento elaborado por ambas secretarias ministeriales señala que se deberá observar en los establecimientos el estado de salud de los estudiantes y la presencia de ciertos síntomas. Al presentar:

Tos leve, dolor de garganta o cabeza, nocos y secreción, sin presencia de fiebre igual o superior a 38. 5 grados. Se sugiere que los estudiantes sean enviados a sus casas y que no regresen a clases hasta que estén sanos. Complementariamente, si presentan tos y fiebre igual o superior 38.5º (presencia de ambos síntomas) se debe derivar a un establecimiento de salud.

Fundación Integra Regional

Paralelamente la institución educacional ha tomado una serie de medidas para la prevención de la Influenza Humana A H1N1, destacando:
  • Eliminación del uso de toallas de género por desechables.
  • Refuerzo de las condiciones de higiene y sanitización aumentando los flujos de dineros para la adquisición de jabón, cloro, detergente y alcohol.
  • Capacitación de directoras de la provincia de Llanquihue en coordinación con el Servicio de Salud y Mideplan, sobre medidas preventivas contra la influenza.
  • Suspensión de actividades de carácter masivo.
  • Flexibilización de procedimientos frente al traslado de niños y niñas a los servicios de salud, para evitar –por un lado-, aumentar el colapso de atención en los centros asistenciales y por otro, evitar el contagio de niños y niñas, cautelando el respectivo traslado para atención médica cuando se requiera.
  • Distribución al personal y familias de los establecimientos, de afiches y material informativo preventivo, emanados desde el Ministerio de Salud.
  • Catastro y comunicación permanente con los casos sospechosos que se detecten en los jardines infantiles de la región.
  • Coordinación con las empresas concesionarias para el refuerzo de las medidas preventivas con todo el personal tanto personal manipulador, como aquellos que participan de la línea de distribución de productos.
  • Orientación a las directoras, para que compartan e informen a los padres y apoderados la situación particular del establecimiento cada vez que se presenten casos o se descarten los sospechosos y se sostengan reuniones o entrevistas con las familias de carácter preventivo.