lunes, abril 14, 2008

Palabras del Intendente Sergio Galilea sobre cierre de planta Chinquihue de Marine Harvest
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook

12-04-08, 10:00 horas.
En mi calidad de Intendente de la Región de Los Lagos, he participado activamente en diferentes conversaciones con representantes de los ejecutivos de Marine Harvest, como con dirigentes de sus respectivos sindicatos, desde que la empresa representó responsablemente a esta autoridad la necesidad imperiosa de reducir su producción en cifras del orden de un 40% y consecuentemente su personal en el orden de un 25%. Las razones esgrimidas allí se fundaron en la realidad biológica-ambiental que ha reducido significativamente los tamaños y pesos de los ejemplares de salmón salar.

Siempre hubo total disposición de este Intendente, el Gobernador y el Seremi del Trabajo, para constituir una “mesa de trabajo”, la que se reunió en periódicas sesiones, y en donde el clima que primó fue de colaboración entre sus miembros, aún teniendo en cuenta la gravedad que implicaba la desafección de los aproximadamente 600 trabajadores de la planta de Chinquihue, y otros tantos en centros de cultivo afectados por el virus ISA en la Región.

El sorpresivo cierre de la planta de Chinquihue, ocurrido entre ayer y el día de hoy, implica una acción unilateral de la empresa que lamentamos. Siempre se habló y reiteró que el plazo de cierre de dicha planta sería Junio próximo, a lo que esta autoridad apeló y solicitó se prolongara su operación en el tiempo. Nunca se habló a los trabajadores de una fecha distinta. Moralmente, la empresa debe respetar intactos los sueldos de sus trabajadoras y trabajadores, a lo menos hasta Junio, a objeto de cumplir su palabra empeñada con ellos y avalada por esta autoridad.

Respecto de la reasignación de personal a otras actividades productivas, la empresa MH constituyó una suerte de “bolsa laboral” (que llegó a unos 600 empleos), y esperamos que ese mecanismo de reasignación laboral siga operando con la mayor eficiencia, de modo de asegurar, especialmente a las trabajadoras jefas de hogar, la mayor continuidad laboral posible.

MH ha establecido mecanismos indemnizatorios superiores a los legales, especialmente en términos del reconocimiento de los años de servicio sin tope. Insistimos a MH para que considere acciones adicionales a ello, por tratarse este cierre, que esperamos temporal, algo enteramente ajeno a los trabajadores.

Este Intendente sugirió y vuelve a plantear, el reconocimiento que MH debe hacer para con sus trabajadoras y trabajadores finiquitados, a objeto de asignarles trabajo preferencial en MH al producirse el ciclo de expansión que esperamos cuando las dificultades biológicas se superen. Es el reconocimiento que la propia MH hace de la calidad y eficiencia de los trabajadores que se han especializado en la empresa.

Llamamos a cumplir escrupulosamente la palabra empeñada por parte de MH, en conversaciones de las que hemos sido testigos preferenciales, y a sus trabajadoras y trabajadores a actuar con plena responsabilidad y defensa de sus derechos, en esta difícil coyuntura.

Las grandes empresas se ponen a prueba en medio de dificultades. Es el caso de las empresas del salmón en la Región. Producimos en nuestra Región el mejor salmón del mundo. La actividad presenta dificultades, muchas de ellas producto de su crecimiento. Tenemos la certeza que antes de lo esperado MH superará estas dificultades y ampliará sus actividades en esta Región, y tenemos la certeza que MH actuará con responsabilidad respecto de sus compromisos.

Este Intendente se hace un deber en hacer público estos planteamientos, porque hemos estado en un diálogo abierto y productivo hasta ahora, y nos preocupa la situación de la empresa MH, pero por sobretodo la de sus trabajadoras y trabajadores, los que en muchas ocasiones han sido defendidos por la propia MH como su principal patrimonio.