miércoles, marzo 30, 2016

Provincia de Llanquihue cuenta con nuevo circuito turístico bordeando el mar
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


Cierre de proyecto Ruta de Las Celtas

Un viaje por la historia y cultura de seis caletas de pesca artesanal de la Provincia de Llanquihue encadenadas por este arte común que caracteriza el borde costero del territorio, es el resultado de la ejecución del proyecto “Generación de una ruta turística de interpretación cultural de las caletas de pescadores artesanales de la Provincia de Llanquihue, Región de Los Lagos”, que durante 15 meses ejecutó Fundación Chinquihue, y cuyo seminario de cierre se realizó en el Hotel Vicente Costanera de Puerto Montt, con la asistencia de dirigentes de la pesca artesanal, tour operadores, medios de comunicación y representantes del Gobierno Regional, institución que financió la iniciativa, a través de su Fondo de Innovación para la Competitividad, FIC.

Carolina Andrade, directora del proyecto, expuso sobre el desarrollo y logros alcanzados durante la realización del trabajo. “El proyecto aportó con la generación de este producto turístico que hasta ahora faltaba en la Provincia. El paso que sigue es que los mismos pescadores y sus familias continúen trabajando en esto para con ello tener una alternativa para diversificar su actividad y tener más oportunidades para mejorar su calidad de vida por medio del turismo responsable con el medio ambiente, contando a través de éste su historia”, precisó.





Los puntos que forman parte de este circuito patrimonial son Caleta la Arena, Caleta Pichi Pelluco, Caleta Puntilla Tenglo, Caleta La Vega de Calbuco, Caleta Maullín y Caleta Carelmapu.

Luis Vargas, presidente del Sindicato San Pedro de Caleta La Arena, valoró el proyecto, destacando que “tuvimos la oportunidad de conocer la realidad de las otras caletas. Aprendimos más del lugar donde estamos, fortaleciendo el trabajo en turismo que estamos haciendo desde hace algunos años donde mostramos atractivos como las loberías”, señaló.

Cada caleta contó con inversión de esta iniciativa con la cual se instalaron paneles interpretativos que describen la historia del lugar, señalética y recursos para remodelar o construir según la necesidad, oficinas de información para el turista. Son espacios cómodos y amigables con el medio ambiente.

Las mujeres en cada punto, se capacitaron para elaborar artesanías con identidad de la zona donde está su caleta y en el uso de los insumos extraídos del mar, para darle uso gastronómico que se ofrece a los visitantes.
Los pescadores son los encargados de relatar la historia de su caleta.

Es posible conocer más detalles sobre este circuito patrimonial de la Ruta de Las Caletas, en el sitio web www.rutadelascaletas.cl