sábado, mayo 25, 2013

Académicos U. de Santiago: «Bono por tercer hijo no resuelve baja natalidad en Chile»
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook

  • Para los profesores de la Facultad de Ciencias Médicas de la U. de Santiago, Dr. Luis Martínez y el matrón Gonzalo Leiva, los planes públicos deben abordar temas de largo plazo, como las políticas laborales hacia la mujer, la educación y el sistema de salud, antes de entregar $100.000 a las madres.

Ante el anuncio de la entrega del bono por tercer hijo hecho por el Presidente Sebastián Piñera durante su cuenta presidencial del 21 de Mayo, los académicos de Ciencias Médicas de la U. de Santiago, Dr. Luis Martínez y Gonzalo Leiva, consideraron que la iniciativa no resuelve el problema de la baja natalidad en Chile.

El académico del Departamento de Salud Pública y Epidemiología de la U. de Santiago, Dr. Luis Martínez, reconoce que la baja tasa de natalidad en Chile ha alcanzado un nivel de no reemplazo, es decir, provocaría una progresiva disminución de la población chilena de no revertirse la situación. Sin embargo, para el experto, la propuesta del gobierno “constituye sólo una medida simbólica”.

“Por un bono de $100.000 no se va a estimular a las parejas a tener más hijos”, afirma Martínez. “Hay otras políticas públicas que podrían estimular una mayor natalidad. Para mí una que es muy clara es aumentar sustancialmente la asignación familiar. Ese es un elemento importante y permanente, que ayuda a la crianza, la salud y la educación, a diferencia de un bono que se entrega una sola vez”, agrega.

Otra de las propuestas entregadas por el académico es facilitar a las mujeres compatibilizar sus trabajos con la maternidad.

“Algunos países nórdicos han implementado políticas de estímulo a mujeres con hijos que ingresen a trabajar o a estudiar en la educación superior, para que no renuncien a estas labores”, explica el facultativo.

El profesor de Ciencias Médicas dice no oponerse a la entrega del bono, “pero en ningún caso va a constituir un estímulo importante y permanente para la maternidad”.

En tanto, el matrón Gonzalo Leiva, académico de la Escuela de Obstetricia y Puericultura de la U. de Santiago, coincide en que el bono no es suficiente para aumentar la tasa de natalidad.

“Para ponerlo en contexto -dice Leiva- con $100.000 alcanzan sólo 13 paquetes de pañales. No se alcanza a pagar ni la mitad de un parto vía PAD”.

El académico sostiene que, de ser necesario avanzar con un plan para revertir la baja natalidad, debería fortalecerse el plan Chile Crece Contigo.

“Chile Crece Contigo era una política pública del gobierno anterior que no se ha fortalecido. Se debería reforzar este plan que entrega prestaciones durante la gestación, parto y primera infancia, e incluye acceso universal a las salas cunas”, propone el matrón.

Para Gonzalo Leiva, las políticas de incentivo a la natalidad deberían abordarse desde una perspectiva amplia, atendiendo a problemáticas de largo plazo como la educación, la salud y el trabajo. Además, se debe tener en cuenta la visión de los profesionales del área.

“Somos nosotros, los matrones y las matronas, los que controlamos el gran porcentaje, por no decir casi la totalidad, de los embarazos en el sector público. Nosotros nos vemos enfrentados a la realidad. Nadie nos puede venir a contar cuentos sobre la razón de que las mujeres se están embarazando menos en Chile, porque nosotros estamos en directa comunicación con ellas”, concluye el experto de la U. de Santiago.


Departamento de Comunicaciones
Universidad de Santiago de Chile
(56-2) 2 718 17 46 / 9-818 65 32