jueves, noviembre 25, 2010

PDI inicia campaña Sano y seguro, siempre
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


En Puerto Varas

25.11.10

A través de la Jefatura Nacional de Ubicación de Personas, la PDI, está desarrollando en Puerto Varas, una innovadora estrategia para promover medidas de seguridad a través de una red de apoyo, que involucra a padres, apoderados, profesores, entidades públicas y privadas.

La campaña “Sano y Seguro, Siempre” esta dirigida a menores entre 3 y 10 años de edad, que se encuentran susceptibles a extravío. Para ello se diseñó e implemento un documento gratuito y voluntario, solo para niños, denominado “Base de datos Domiciliaria”, que contiene toda la información necesaria para iniciar la búsqueda de un menor extraviado.

Cesar Brevis, subcomisario de la Jefatura Nacional de Ubicación de Personas señaló que, “la campaña ha tenido gran aceptación en los establecimientos educacionales visitados, ya que esta base de datos facilita el trabajo de búsqueda, en caso de presentarse esta situación, como así también la confección de afiches e incluso un perfil genético para una eventual comparación”, aseveró.






Por su parte Roberto Pacheco, director del DAEM Puerto Varas agregó que, “esta alianza estratégica con la PDI, sin duda que otorga mayor seguridad a los niños de nuestras escuelas y también a sus padres y aunque esperamos nunca tengan que ocupar este pasaporte, si debo destacar la relevancia que tiene en caso de ocurrir una situación como esta”, puntualizó.

Para su implementación en Puerto Varas, los funcionarios trabajaron con los padres, apoderados y alumnos de los establecimientos educacionales Mirador del Lago y Rosita Novaro, ocasión en la cual los padres o tutores firmaron un acta de autorización voluntaria para realizar el procedimiento a los menores.

En su segunda fase, los profesionales PDI realizaron el trabajo con los niños, con la toma de una fotografía, estampa de huella digital, datos personales número cédula identidad, dirección, teléfonos, colegio donde estudia, nombre de sus padres, si sufre de alguna enfermedad importante, grupo sanguíneo y algunas características físicas como color de ojos y cabello. A continuación se almacena una muestra de sacado bucal del menor, para lo cual con una torula se sacan de las paredes interiores de la boca células muertas que se guardan al interior del documento.

Finalmente este “pasaporte” es entregado a los profesores jefes de cada curso a fin de que sean entregados a los padres, con la recomendación de guardarlo en un lugar seguro, a objeto de ser presentado ante la policía en caso del extravío del menor.

Cabe señalar que esta campaña tiene como principal objetivo entregar consejos a niños y padres frente a situaciones inseguras y la toma de medidas preventivas para disminuir el riesgo que los menores de edad se extravíen, que anualmente alcanza un promedio de 700 menores en todo el país.