martes, noviembre 30, 2010

Municipio de Puerto Montt se suma a la conservación de la biodiversidad territorial
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


Declaración de Nagoya

Junto a otros 200 gobiernos locales de todo el mundo, la Municipalidad de Puerto Montt firmó la Declaración de Nagoya, documento que busca que las administraciones locales generen políticas de conservación de la biodiversidad.

Avanzar en la participación de los gobiernos locales en las políticas de conservación de la biodiversidad, fue el objetivo de la Cumbre de las Ciudades por la Biodiversidad, realizada en la ciudad japonesa de Nagoya, lugar donde se dieron cita 600 representantes de más de 200 municipios de todo el mundo.

La Cumbre de las Ciudades por la Biodiversidad (City Biodiversity Summit), en la cual también estuvo presente el Municipio de Puerto Montt se celebró en paralelo a la 10ª Conferencia de las Partes del Convenio de Diversidad Biológica, encuentros que finalizaron con la firma de la Declaración de Nagoya, documento que busca que las Municipalidades promuevan políticas de conservación del medio ambiente en sus respectivos territorios.

En representación del Municipio porteño en esta cumbre, estuvo presente el Director de la Secretaria de Planificación Comunal (Secplac), Luis Durán, quien destacó a su regreso la importancia de actuar desde el interior del propio territorio, articulando desde el Municipio un trabajo mancomunado con los ciudadanos en la conservación de la biodiversidad, en particular de la comuna de Puerto Montt, a través de acciones concretas.

En este sentido, en la elaboración de la política ambiental de la comuna de Puerto Montt, la que debe ser presentada el próximo año, la conservación de la biodiversidad es uno de los temas que tiene una gran relevancia para la comuna.

Durán se hizo parte de las palabras de las autoridades comunales de otros países, “ya que hay que promover y fortalecer el rol de los habitantes de aquellos municipios que tienen una gran presencia del mundo rural, entendiendo que ellos deben asumir como ‘custodios’ de la biodiversidad, ya que las zonas rurales -como territorio- alberga cerca del 90% del patrimonio natural y de la biodiversidad de cada comuna”, manifestó Durán.

Esta idea, motivó que las Municipalidades que tienen una gran relación con el mundo rural, sean reconocidas con una referencia expresa en la Declaración de Nagoya.

FORMACION EN BIDIVERSIDAD

En la Cumbre de las Ciudades por la Biodiversidad, participó además la encargada de Medio Ambiente de la Municipalidad de Puerto Montt, Maritza Pérez, quien estuvo presente en dicho encuentro debido a su participación en el curso de Desarrollo Regional para el uso sustentable de (Development by Sustainable Use of Biodiversity), actividad organizada por la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA).

En esta formación académica, la encargada de Medio Ambiente del Municipio porteño, tuvo la oportunidad de dar a conocer algunas iniciativas que se desarrollan en la comuna, en particular el proyecto de educación ambiental dirigido a estudiantes de educación básica de las escuelas municipales en donde se promueve una conciencia en los menores de edad a través de una visita en terreno al Monumento Natural Lahuen Ñadi, lugar donde existe un reservorio de alerces a pocos kilómetros de Puerto Montt.

Este curso, en donde los participantes debieron elaborar un plan de acción que debe ser aprobado por el municipio y presentado a JICA para su seguimiento, se realizó en Japón con fondos de esta organización que es instancia gubernamental dedicada a ofrecer Asistencia Oficial para el Desarrollo a los países en vías de desarrollo y que en el caso de Puerto Montt, ha venido trabajando en conjunto desde hace más de un año.


Com. 145 29/11/2010