jueves, febrero 07, 2013

Seremi de Gobierno destacó incorporación de nuevas patologías a Plan Auge
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook

Se estima que más de 9 millones de chilenos harán uso de las garantías fijadas por el AUGE 80

Tal como se estableció dentro de los compromisos del Presidente Sebastián Piñera, este año se suman 11 enfermedades a las 69 existentes del plan AUGE, totalizando 80 patologías que representan el 60% de las que más afectan a los chilenos.

Los nuevos problemas de salud que se incorporan son: Hipotiroidismo, Trastorno Bipolar, Cáncer de Vejiga, Cáncer Colorectal, Lupus Eritematoso, Cáncer de Ovario, Tratamiento Quirúrgico de Lesiones de la Válvula Aórtica, Osteosarcoma, Tratamiento de Hipoacusia Moderada, Tratamiento Quirúrgico de Lesiones de las Válvulas Mitral y Tricúspide y Tratamiento de Erradicación de Helicobacter Pylori, para prevenir úlcera gástrica y cáncer gástrico.

Además de las nuevas enfermedades, este año se suma la mejora al paquete de prestaciones para 56 de los 69 problemas de salud ya en régimen, lo que implica la inclusión de nuevos medicamentos, exámenes, o consultas médicas en algunas patologías como cáncer cervicouterino, Hiperplasia Benigna de la Próstata, epilepsia en el niño, displasia pulmonar del niño prematuro, y VIH/Sida, entre otros.

Al respecto, el seremi de Gobierno, Mauricio Aroca, valoró la iniciativa y destacó el hecho de que “este año por primera vez se incorpora la Garantía de Calidad, con lo que sólo podrán otorgar prestaciones AUGE los prestadores individuales inscritos en el registro de la Superintendencia de Salud. Esto es un gran indicio de la preocupación del Gobierno hacia la salud de chilenos, lo que queremos se refleje desde el mes de julio, especialmente en los habitantes de la región de Los Lagos”, indicó.

La incorporación de estas nuevas enfermedades implicará un costo promedio anual por beneficiario de $84.842 equivalentes a 3,72 UF, es decir, $ 7.070 mensuales. En el caso de los usuarios de Fonasa, esto es cubierto por el seguro público, mientras que en el privado, los afiliados pagan una prima mensual.