martes, febrero 16, 2010

Una muerte evitable a las afueras del Pacha VIP y el Plan Regulador que no ordenó la vida nocturna en barrios de carrete seguro
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook

La ciudad requiere urgentemente de un ordenamiento territorial que defina barrios con actividades nocturnas, oportunidad que perdimos con la aprobación del plan regulador producto que no fueron acogidas por parte del Alcalde Quinteros mis sugerencia históricas con respecto a esta materia. Barrios de restaurantes, en otros las discotecas y los pub’s y un barrio rojo que aglutine los night club. No es posible que no haya orden ni ley en materia de ubicación de estos locales nocturno, generando inseguridad y molestias a una gran mayoría de la población que utiliza la noche para descansar y una minoría que se merece seguridad, protección y control a la hora de carretear.

Las arterias principales debieran ser el único lugar permitido donde se instalen botillerías y locales de expendio de alcohol, sacando así del corazón de los barrios estos locales que en muchas ocasiones son puntos de concentración de personas que piden dinero o que beben en las afueras de los mismos.

Es inaceptable que una ciudad que dice “navegar al futuro” no escuche a sus vecinos que reclaman por los locales nocturnos que se instalan en sectores residenciales o las afueras de edificios de departamentos, como es el caso de pub Pachá, donde se habría producido el inicio del conflicto que termino con la muerte de un joven a pocas cuadras del Pub en cuestión. Los vecinos del edificio fueron invitados a la comisión de alcoholes para expresar sus reclamos por desordenes y destrozos del edificio y posteriormente propuse al Concejo no renovar la patente de dicho local, como consta en acta Nº23 de sesión del día 23 de Julio del 2009, pagina 13, donde concurrí con el único voto para rechazar dicha renovación de patente.

Un ordenamiento de barrios de vida nocturna permitiría maximizar los esfuerzos de carabineros con presencia permanente en puntos determinados de la ciudad donde se concentren los locales nocturnos, presencia que permitiría contener acciones violentas como las vividas hace algunos días y con resultado de muerte para un joven apuñalado en un hecho que se investiga por parte de la Fiscalía.

Los llamados de atención que vengo dando al respecto han sido palabra muerta para el Alcalde, esperemos no tener que lamentar más muertes por el desorden y dispersión de estos locales que hacen imposible un control efectivo y presencia permanente por parte de nuestra policía y contemos, de una vez por todas, con un plan regulador que concentre y limite territorialmente la instalación y funcionamientos de los locales nocturnos.


Leopoldo Pineda Herrera
Concejal Comuna de Puerto Montt