miércoles, diciembre 14, 2016

Película «Rara» se exhibe este jueves en la Casa del Arte Diego Rivera
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


A las 19 horas

Una historia inspirada en el caso real de la jueza Karen Atala a quien le quitaron la custodia de sus hijas por ser lesbiana, y que está contada desde el punto de vista de Sara, la hija mayor, de 13 años es la película chilena “Rara” (2016) que se exhibe este jueves a las 19 horas en la Sala Mafalda Mora de la Casa del Arte Diego Rivera. Entrada $1.000 pesos.

Con el apoyo de la Corporación Cultural, la cinta de 93 minutos es dirigida por Pepa San Martín y cuenta con un elenco conformado por Julia Lübbert, Emilia Ossandón, Mariana Loyola, Agustina Muñoz, Daniel Muñoz, Coca Guazzini, Sigrid Alegría y Micaela Cristi.

Las exhibiciones llegan en el marco del proyecto “Luz, Cámara, Acción” de la Corporación Cultural, iniciativa que busca ofrecer ciclos de cine continuos con criterios de calidad –no comercial- y talleres formativos para el público con el fin de generar una masa crítica, al tiempo de entregar competencias a personas interesadas en las distintas facetas de la producción cinematográfica.

RESEÑA PELÍCULA

La historia se basa en el caso real de la jueza Karen Atala, ocurrido hace doce años, y aborda la vida de dos hermanas que viven con su madre y con su pareja homosexual.

El caso fue muy mediático, sobre todo porque la Corte Suprema le negó la tuición de sus hijas a la magistrada, la que acudió a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que acogió su demanda y dijo que Chile vulneró los derechos de la jueza al quitarle la tuición de sus hijas por su orientación sexual.

Además realizó una serie de recomendaciones como adoptar legislación, políticas públicas, programas y directivas para prohibir y erradicar la discriminación con base en la orientación sexual en todas las esferas del ejercicio del poder público, incluyendo la administración de justicia.

El filme –ópera prima de Pepa San Martín- obtuvo el Premio Horizontes Latinos de la 64 edición del Festival de Cine de San Sebastián y fue aclamada en la Berlinale.