domingo, mayo 16, 2010

Proyecto apoyado por Sercotec multiplicará sus ventas
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


Empresarias de la pesca artesanal siguen avanzando

Una nueva oportunidad de hacer crecer sus negocios tienen desde este fin de semana las socias de Manos de Mar Ltda., empresa puertomonttina formada por mujeres ligadas a la pesca artesanal, y que desde hace ya varios años entregan pescados y mariscos frescos y envasados en distintos sectores de la capital regional.

Se trata de un proyecto apoyado en sus comienzos por SERCOTEC y el municipio local, lo que permitió a este grupo de esposas, madres e hijas de pescadores artesanales de la caleta Anahuac lograr la empresarización, adquiriendo primero un moderno carro para trasladar y ofrecer sus productos en distintos puntos de venta, e instalando luego una planta para procesar los frutos del mar extraídos por los pescadores de su sector. Este viernes, y gracias a recursos provenientes del Ministerio de Economía, las socias de Manos de Mar estrenaron una flamante camioneta 4x4 para el traslado de su carro y multiplicar las posibilidades de distribución de productos, en una ceremonia a la que asistieron el Gobernador de Llanquihue, Francisco Muñoz, la Seremi de Economía, Beatriz Díaz, representantes del municipio puertomonttino, y el Director Regional de SERCOTEC, Nicolás Benko.

DISTRIBUCIÓN Y VENTAS

“Creímos en ellas cuando comenzamos a apoyarlas, y ellas también creyeron en SERCOTEC al presentarnos sus proyectos, pero lo más importante es que este grupo de mujeres creyó también en sus propias capacidades para surgir y transformarse en empresarias”, comentó Nicolás Benko al finalizar la ceremonia. Por su parte, la presidenta de la organización y Gerente de Manos de Mar, Ana Oyarzo, indicó que como microempresarias se sentían: “Orgullosas y tranquilas, porque vamos a poder trabajar mejor. Es una tranquilidad porque trasladar nuestro carrito tenía un costo elevado, y se nos hacía difícil transportarlo. Con esto se nos solucionan muchas cosas más, porque podemos entregar nuestros productos en muchos lugares, y no sólo con el carro, así es que podemos distribuir de mejor manera”. Actualmente cuentan con un chofer, pero motivadas por la entrega del flamante vehículo, algunas de las socias ya piensan en realizar un curso de conducción para utilizar este nuevo instrumento de trabajo al cien por ciento de su capacidad.