jueves, mayo 13, 2010

Beneficiarios de programa calle comparten sus experiencias
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


El nuevo rostro de las personas en situación de Calle
  • El Programa Calle es otro camino para generar mecanismos de inclusión social para las personas más vulnerables. Cumplir con ese objetivo, es el desafío que comparten Mideplan y el Municipio puertomontino para superar la pobreza y potenciar la igualdad de oportunidades.

Entusiastas y agradecidos por los logros alcanzados en su desarrollo personal, se mostraron los beneficiarios del Programa Calle del Sistema Chile Solidario, en el desayuno que protagonizaron en las dependencias de la Secretaría Regional de Planificación. La actividad que fue organizada por la Serplac Región de Los Lagos y el Municipio de Puerto Montt, tuvo como objetivo conocer las experiencias de los beneficiarios y cómo éstos gracias a su propio esfuerzo y superación además de la ayuda de los profesionales a cargo del programa, han logrado reinsertarse nuevamente a la red social y dejar de lado un pasado muchas veces maltratador y lleno de carencias.

“La situación de calle es una de las condiciones de mayor desprotección, vulnerabilidad y riesgo de las personas. Por tal razón, ha sido incluida como una línea de trabajo de Chile Solidario”, explicó el Seremi de Planificación, Rodrigo Carrasco. “A través de éste programa hemos logrado restablecer la condición de ciudadanía de las personas en situación de calle, que han perdido todo vínculo con su condición ciudadana, desde lo más básico, como es no tener un carné de identidad”, dijo la autoridad.

El programa “Existo”, como se denomina en su versión local, se desarrolla desde el año 2008, y en la actualidad son 102 los beneficiarios, de los cuales 15 son mujeres, para su funcionamiento el Ministerio de Planificación traspaso la suma de $20.400.00 al Municipio de Puerto Montt. “El trabajo que hemos alcanzado con estas personas no habría sido posible sin el compromiso de los profesionales a cargo de este proyecto, quienes han logrado rescatar de las “caletas” a estas personas, brindarles su ayuda y reinsertarlos a la red local de protección social, muchos de ellos han podido nivelar sus estudios, otros han recibido emprendimientos del Fosis, han regularizado sus antecedentes, lo mismo que su Ficha de Protección Social, entre otras cosas”, puntualizó el Seremi Carrasco.




“Gracias al programa he salido adelante, me han ayudado a buscar trabajo”, relata Ricardo Farías, beneficiario de 31 años, que vive actualmente en el Hogar de Cristo en donde ayuda ha realizar los quehaceres y fue rescatado por el Programa Calle, luego de vivir una larga temporada en las calles de Puerto Montt. “Me farrié trabajos por el alcohol, me aleje de mi familia y ahora estoy solo, sin embargo estoy saliendo adelante”, relata Ricardo.

Por su parte Hugo Zepada, vive hace más de 10 años en la capital regional, llego junto a su Señora e hija desde el Valle del Elqui a trabajar como chofer y mecánico. “Al principio me iba bien, tenía mi casita y empleo, pero el alcohol se fue apoderando de mi, y no pude salir, abandone mi casa, me fui a vivir a las calles, y como soy músico tocaba mi guitarra para reunir algunas monedas que me sirvieran para comprar alcohol y emborracharme”. “Llevo 4 años limpio, y gracias al apoyo psicosocial del programa y la colaboración de las personas que trabajan en el, salí adelante, volví a mi casa y quiero que mi caso sea un ejemplo para mis compañeros, que sepan que sí se puede salir de las calles y comenzar otra vez a forjar tu vida”.

Cabe destacar además, que el próximo 5 de junio se realizará por primera vez, el campeonato Interprovincial “Los Amigos de la Calle”, en donde los beneficiarios del programa Calle de Puerto Montt se medirán con sus similares de Osorno y del Hogar de Cristo, en disciplinas deportivas como son el Baby Fútbol, Ping Pong, brisca y dominó. Esta actividad deportiva se llevará acabo en la comuna de Osorno.

PROGRAMA

El programa para personas en situación de Calle, presta servicio de apoyo psicosocial a partir del acompañamiento personalizado y en terreno, busca acercar a las personas en situación de calle a las redes institucionales, para que mejoren sus condiciones de bienestar. El programa esta dirigido a personas mayores de 18 años que se encuentran en situación de calle, y trabaja en 7 dimensiones de intervención: salud, educación, ingresos, trabajo, dinámica familiar, habitabilidad, identificación e ingresos.