martes, noviembre 22, 2011

El Centro de Cultivo en el Río Maullín debe ser evaluado ambientalmente
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


  • La Diputada de la UDI por el Distrito 57 se reunió con dirigentes de una veintena de organizaciones vecinales y de pesca artesanal que rechazan la instalación de un centro de cultivo salmonero en la cuenca del Río Maullín, solicitando a los Ministerios de Economía y Medio Ambiente que se exija someter la inversión a un Estudio de Impacto Ambiental.

En la sede de la Federación de Pescadores Ribera Norte, del sector de Changue de la comuna de Maullín, la Diputada de la UDI por el Distrito 57 Marisol Turres sostuvo un encuentro con los dirigentes de las distintas organizaciones vecinales, y de pesca artesanal, que se sienten afectadas con la instalación de un centro de cultivo en aguas del Río Maullín.

Los dirigentes expusieron en el encuentro con la Parlamentaria, los distintos alcances que tiene la presencia activa de salmoneras para su vida, y la actividad productiva que han desarrollado por años en la zona, asegurando, que unas tres mil personas, que viven de la pesca artesanal y sus actividades asociadas, podrían verse afectadas. Sin embargo, los pescadores agregaron que una eventual contaminación del río y de sus bancos naturales, que es el escenario que más temen, podría afectar también a otras actividades comerciales de la comuna, relacionadas directamente con los hombres de mar.

“Los pescadores están preocupados por la forma en que este centro de cultivo podría afectar a los bancos naturales que existen. A lo largo del Río Maullín existen diversas especies, con las que ellos trabajan y mantienen a sus familias” indicó la Diputada Marisol Turres, respecto de las preocupaciones de los pescadores.



La Parlamentaria insistió en que, además le preocupan las consecuencias que pueda acarrear la instalación de un centro de cultivo de salmones para la biodiversidad del sector. “La cuenca del río Maullín es un hito de importancia mundial, y fue declarado sitio prioritario de conservación por la convención sobre los humedales (Ramsar) debido al gran número de aves residentes y migratorias que habitan en sus riberas”, indicó.

“El problema aquí es que la empresa no tiene la resolución ambiental que la Ley de Bases del Medio Ambiente exige para desarrollar un centro de cultivos en cualquier parte”, agregó Turres. Por ello, la Diputada de la UDI por Maullín ofició a los Ministerios de Economía y Medioambiente, para solicitarles que haciendo uso de sus facultades, exijan el desarrollo de un Estudio de Impacto Ambiental para dicho centro de cultivo.

“Lo que estoy solicitando a los Ministerios es que las instituciones funcionen. Es decir, que este centro de cultivo, previo a entrar en operaciones, sea evaluado ambientalmente y cuente con una resolución que nos garantice que no van a haber efectos adversos para la biodiversidad, y para las actividades que por años han desarrollado los pescadores artesanales de la zona”, indicó Marisol Turres.

Los dirigentes de las distintas organizaciones afectadas por la instalación de salmoneras en el Río Maullín han mantenido contacto permanente con la Parlamentaria. De hecho, profesionales de su Oficina Parlamentaria acompañaron en la mañana de este martes, a los dirigentes, a un encuentro con representantes de la empresa propietaria del centro de cultivo, y de distintas reparticiones de Gobierno, en la que se acordó el estudio de los antecedentes por parte de la Subsecretaría de Pesca, respecto de si es o no necesario que la empresa someta esta inversión a un proceso de Evaluación Ambiental. En el intertanto, el centro de cultivo paralizará su funcionamiento, según aseguraron sus ejecutivos.

“Estoy representando el interés de los pescadores artesanales de preservar la biodiversidad y los bancos naturales del Río Maullín, en los que por años han trabajado” finalizó la Diputada Marisol Turres, dejando en claro que espera que no vuelvan a producirse hechos de violencia en la zona, debido a la molestia de la comunidad por la instalación de la Salmonera, “sino que sean los organismos competentes los que se pronuncien y resuelvan este conflicto”, señaló.