jueves, noviembre 24, 2011

Diputada Marisol Turres busca establecer medidas de protección al comercio que se vea afectado por obras de construcción
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


  • La parlamentaria ingresó un proyecto de ley que establece que en las bases de licitación para la ejecución de una obra se deberá considerar el perjuicio económico que provoque en los establecimientos de comercio o cualquier actividad económica.

“La actividad económica de una comuna es vital para el crecimiento de esta misma. Este crecimiento se traduce en la ejecución de nuevas obras urbanas destinadas a mejorar la calidad de vida de sus habitantes; sin embargo, es necesario que tomemos las medidas suficientes para garantizar que estas faenas no dañen la actividad comercial que impulsa el desarrollo de una ciudad”.

Bajo este argumento, la Diputada de la Unión Demócrata Independiente (UDI), Marisol Turres, ingresó al Congreso Nacional un proyecto de ley que busca incorporar estipulaciones a la actual legislación a fin de considerar los perjuicios económicos que sufra el comercio con ocasión del desarrollo de una obra o faena.

Según lo explicó la parlamentaria, “si bien el sistema de concesiones ha sido eficiente para promover el establecimiento de nuevas obras para mejorar la calidad de vida de las personas, también es cierto que son muchos los sectores que han experimentado pérdidas económicas importantes a consecuencia de la construcción de algunas faenas”.

“Aunque la construcción de una obra sea de carácter pasajero, son muchos los casos en que el proceso de construcción se extiende hasta por años, como sucede con las autopistas, carreteras y puentes, por lo que los daños económicos para las personas que tienen comercio en los sectores próximos a la faena son innegables”, acotó la Diputada Turres.

Por lo anterior, la Parlamentaria de la UDI por el Distrito 57 busca establecer un medio de protección para la actividad comercial que se materializaría mediante un pago a título de compensación económica que la empresa adjudicataria de la licitación haga a todas aquellas personas que se vean afectadas por la construcción de una obra determinada. Obligación que deberá estar contenida en las bases de la licitación de la obra.

“Se trata de un acto de justicia para estas personas y comerciantes de todas esas comunas en crecimiento y que necesitan mantener una estabilidad en su actividad”, expresó finalmente la Diputada Marisol Turres.