viernes, enero 08, 2016

Banda del Capitán Corneta llenará de ritmo la ciudad con concierto el 16 de enero: entradas en venta
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


Teatro Diego Rivera

Pasaron primero por el jazz, les gustó el rock, siguieron con el blues y desde hace un año mezclan todo para llenar de ritmo y sabor sus conciertos, sello que ha hecho famosa a la Banda del Capitán Corneta que ahora se presenta en vivo el 16 de enero a las 20.30 horas en el Teatro Diego Rivera de Puerto Montt.

Con el apoyo de la Corporación Cultural, las entradas se encuentran a la venta en el 2º piso del centro cultural con un valor de $4 mil pesos la preventa y de $5 mil el día del concierto.

La Banda de Capitán Corneta es una de las agrupaciones que protagonizaron el circuito rockero chileno a comienzos de los años '90 y reapareció en los escenarios a mediados de los 2000.

Exponente exclusivo de una combinación de rock, blues, funk, jazz y actitud callejera, el grupo permaneció activo originalmente entre 1991 y 1994 y se disolvió poco después de grabar su único disco, “Perros días” (1994).

El grupo musical está conformado por Pancho Rojas (voz, guitarra y armónicas), Álvaro Asela (guitarra), Cristóbal Arriagada (guitarra), Nelson Arriagada (bajo) y Cristóbal Rojas (batería).
"La necesidad de juntarse nació porque había mucha gente que nos estaba pidiendo volver a los escenarios y llenar un espacio musical mixto que no tenía muchos exponentes", dijo Pancho Rojas.




RETORNO

EN 2006, la banda se reuniría para realizar dos conciertos espontáneos en los dos espacios recurrentes para sus actuaciones: el Club de Jazz de Ñuñoa y La Batuta en Plaza Ñuñoa. La Banda del Capitán Corneta se rearticuló en enero de 2007 con el último quinteto activo y congregó a un contingente de fanáticos.
En 2012 el quinteto lanzó su segundo disco "Historias de un hijo del blues" el que muestra que La Banda del Capitán Corneta ha ganado madurez a través de años de vivencias que, en la música de la última década, ha sido vertiginosa.

El quinteto ha logrado jugar y trabajar con elementos conocidos e incluso algunos lugares comunes dentro del género del rock and roll, moldeando un álbum amable, de canciones muy bien trabajadas, precisas y que han tenido un gran potencial radial como también éxito en recitales a nivel nacional.