martes, enero 26, 2016

Luis Gnecco recibe Premio Caleuche a Mejor Actor por su rol de pedófilo en «El bosque de Karadima» que se exhibe este miércoles
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


Su rol como sacerdote pedófilo en la película “El bosque de Karadima” convirtió la noche del lunes a Luis Gnecco en el Mejor Actor de largometraje durante la entrega de los Premios Caleuche 2016, evento organizado por Chileactores y VTR, instancia que reconoce a las mejores interpretaciones actorales del año pasado en el mundo local del cine y la televisión.

La cinta será exhibida este miércoles en la Casa del Arte Diego Rivera, a las 20 horas, función con entrada liberada, en el marco del 6º Festival de la Cineteca Nacional, con el apoyo de la Corporación Cultural de Puerto Montt.

LUIS GNECCO

Tras estudiar Biología, de manera casual decidió ingresar a la Escuela de Teatro de Fernando González. Fue figura estable de las teleseries en los años noventa y reconocido intérprete de teatro en compañías como el Teatro La Memoria, entre otras, a comienzos de los años noventa. Con la llegada de la democracia dividió su tiempo entre la televisión, el teatro y el cine. En esta última disciplina ha tenido roles en las cintas “Johnny Cien Pesos”, “Sexo con amor” y “Casa de Remolienda”, entre otras.
Últimamente ha trabajado en las cintas “Paseo de oficina”, “El bosque de Karadima” y “Aquí no ha pasado nada”

RESEÑA PELÍCULA EL BOSQUE DE KARADIMA

Fernando Karadima, párroco y líder de la iglesia más poderosa de la clase alta chilena, entre los años 80 y principios de la década del 2000, es considerado un “santo” en vida. Es por ello que Thomy, un adolescente en busca de su vocación, encontrará en el sacerdote a su director espiritual.

Durante 20 años, Thomas irá viviendo paulatinamente en carne propia los abusos físicos y psicológicos por parte del cura, hasta decidir enfrentar sus miedos y traumas, como también a las redes de poder que protegen al sacerdote y desenmascarar definitivamente al verdadero Karadima bajo la investidura de “representante de Dios en la tierra”.