Minero fue encarcelado por error tras perder su carnet


Ricardo Oliva, defensor penal público


  • Nueve días en prisión preventiva debió pasar un inocente antofagastino luego de que otra persona utilizara su cédula identidad para identificarse al ser detenida por un robo con intimidación cometido en Puerto Montt.

Un minero de Antofagasta fue erróneamente acusado de robo con intimidación y pasó nueve días en prisión preventiva, luego de que otra persona se hiciera pasar por él ante la justicia.

El insólito y preocupante caso quedó al descubierto en una audiencia que se realizó en el Juzgado de Garantía de Puerto Montt, luego de que el hombre, identificado como Javier Calabacero Páez (30), fuera trasladado desde Antofagasta hasta la capital de la Región de Los Lagos.

A Calabacero se le imputaba ser autor de un robo con intimidación cometido en Puerto Montt el año pasado. Supuestamente, en diciembre de 2011 Javier Calabacero fue detenido y formalizado, quedando en libertad mientras se llevaba a cabo la investigación del hecho. Como no habría asistido a las audiencias a las que fue citado, el Juzgado de Garantía de Puerto Montt despachó una orden de detención en su contra. La aprehensión fue llevada a cabo en enero de este año por la policía, la cual lo ubicó en Antofagasta, donde registraba domicilio. En dicha ciudad, el 15 de enero pasado, se ordenó su prisión preventiva y se dispuso su traslado hasta Puerto Montt para ser reformalizado en la causa por la que era investigado.

Fue en esta audiencia en la que Calabacero le contó al defensor penal público, Ricardo Oliva, que él no había cometido el delito que se le imputaba. Es más, relató al abogado de la Defensoría Penal Pública que jamás había estado en Puerto Montt y que trabajaba hace años en faenas mineras en Antofagasta. Ante ello el defensor solicitó al juez de Garantía, Luis Olivares, que se comprobara si la identidad de él correspondía a la del imputado de la causa. Este antecedente fue rápidamente chequeado y corroborado, el nombre y el Rut correspondían, eran los mismos que se habían registrado en la primera audiencia realizada en Puerto Montt y en la que se efectuó en Antofagasta. Al escuchar esto el detenido agregó que el año 2010 extravió su cédula de identidad y no realizó los trámites para bloquearla. El defensor solicitó escuchar los audios de las dos primeras audiencias, para compararlas y saber si eran las mismas personas las que estuvieron como imputados. “Por la simple escucha de ellas se pudo establecer que no se trataba de las mismas personas”, explicó el defensor.

Frente al evidente error, el Juez de Garantía dejó sin efecto la audiencia y ordenó la libertad inmediata del detenido. Por su parte el fiscal Mauricio Flores determinó citar a declarar a Calabacero para aclarar la existencia de un posible delito de usurpación de identidad, del cual habría sido víctima.

El defensor Ricardo Oliva agregó que lo sorprendente de este caso es que “no fueron prolijos al identificar al imputado. En primera instancia detuvieron y formalizaron a una persona cuya identidad no correspondía a la cédula que portaba, afectando directamente un inocente, quien debió pasar nueve días en prisión y a quien se le imputaron hechos graves, causándole un evidente e irreparable daño”.


Alexis Matamala Olavarría
Encargado de Comunicación y Prensa
Defensoría Penal Pública
Región de Los Lagos