sábado, enero 09, 2016

Adultos aprendieron a leer y a escribir gracias a apoyo de estudiantes de Pedagogía Básica
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


  • Iniciativa financiada por un proyecto del fondo anual de la Dirección de Vinculación con el Medio de la Universidad Austral de Chile.

Orgullosos de su logro se manifestaron los 7 estudiantes adultos que recibieron sus certificados como participantes del proyecto “Alfabetización: una alternativa para volver a aprender”, dirigido por el académico de la Escuela de Pedagogía en Educación Básica Dr. Jesús Lara.

Dicha experiencia es una muestra más de que nunca es tarde para retomar los estudios, ya que quienes recibieron este documento son adultos cuyas edades fluctúan entre los 50 y 70 años y que a mediados del 2015 aceptaron el desafío planteado por un grupo de estudiantes del tercer año de la carrera de Pedagogía Básica UACh que tuvo la voluntad de enseñarles a leer y a escribir.

“Esta iniciativa surgió de la necesidad de la gente que hace boletas por su trabajo en el Mercado Municipal de Puerto Montt y que a contar del 2016 va a tener que cotizar. Para ellos, que no sabían leer ni escribir, esta situación les complicaba mucho, lo que también afectaba a la abuela de una de las alumnas”, indicó el profesor Jesús Lara.

Con el aporte UACh de $1.045.000 que consideró esta instancia, los estudiantes gestionaron con el administrador del mercado la participación de más trabajadores. En total fueron 12 los que iniciaron, reuniéndose con los universitarios una o dos veces a la semana, sumando un total de 13 clases impartidas entre septiembre y noviembre.

El entusiasmo de los trabajadores también contagió a los futuros profesionales Rubén Schmidt, Karen Vergara, Consuelo Pérez, Karina Molina, Pilar Cárdenas, Génesis del Río, Nadia Cabrera, Laura Vallejos y Elena del Pino (única de segundo año), quienes lograron aplicar el llamado método vivencial de lecto-escritura para el adulto, una innovación de la enseñanza que esperan replicar en otras iniciativas y luego redactar un artículo científico que esperan hacer público en congresos y ediciones indexadas.

Una de las mayores satisfacciones para todos fue generar un cambio significativo en las vidas de estos trabajadores con el logro de este aprendizaje. Así lo manifestó la Sra. Luisa, quien agradeció “a Dios y a los jóvenes por esta gran oportunidad.”