martes, noviembre 29, 2016

Primera estudiante de fonoaudiología chilena capacitada en Otoneurología en México
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


  • Estrategias de rehabilitación le permitieron aprender a rehabilitar con pocos ejercicios a personas que sufren de problemas severos de equilibrio y vértigo.

La estudiante egresada de 5° año Natalia Aguilar Becerra, fue seleccionada por su Escuela para asistir a una pasantía de Otoneurología, en la Clínica del Vértigo, del Centro Neurológico ABC de Santa Fé en Ciudad de México donde pudo estudiar junto a otros pasantes de Latinoamérica junto al prestigioso Otoneurólogo, Ricardo Ceballos, líder en este campo y reconocido a nivel internacional.

Esta pasantía se desarrolló a través del The Vestibular Project iniciativa que lidera el Dr. Ricardo Ceballos y que gracias a las gestiones del profesor de la Escuela de Fonoaudiología UACh Sede Puerto Montt, Flgo. Carlos Guajardo, ha permitido la firma de un convenio conjunto para la realización de prácticas profesionales en el extranjero. The Vestibular Proyect es una, iniciativa que invita a profesionales de la salud de Latinoamérica a especializarse en Otoneurología, y que para los estudiantes de fonoaudiología de la UACh cuenta con el apoyo de la Sede Puerto Montt y la Clínica del Vértigo.

La otoneurología es una rama muy desconocida de la medicina, y más aún para los fonoaudiólogos.

Su pasantía duró un mes y 200 horas de clases de práctica directa, en la consulta del Dr. Ricardo Ceballos, atendiendo pacientes y revisando documentos. Uno de los aprendizajes que tuvo Natalia fue lograr diagnosticar a un paciente a través de su historia clínica, “mi primera semana de pasantía fue escuchar y aprender a hacer historia clínica, y con todo el tiempo que sea necesario para entrevistar a cada paciente.” Quedó muy bien impresionada por el trabajo de este especialista, destacando que se toma todo el tiempo que sea necesario para cada paciente, hasta dos horas con los pacientes que atiende por primera vez.


“Entendí que hay que seguir estudiando, ese fue el mensaje que me dejó el doctor Ceballos, que uno nunca termina de aprender, que uno nunca debe sentir que ya sabe las cosas, que hay que hacer las cosas con humildad, que hay que compartir lo que uno sabe y compatible completamente con mi profesión. Saber que con un par de maniobras bien hechas en diez minutos puedes curar al paciente sin darle un medicamento, es increíble.”

Esta joven ancuditana, exalumna del colegio Charles Darwin, que está a punto de dar su examen de grado, ya sabe hacia dónde se dirige su camino profesional, quiere dedicarse a la docencia universitaria y con ello poder aportar a la formación de futuros profesionales de la salud, donde pueda entregar sus conocimientos.

"Mi misión es que la otoneurología en los fonoaudiólogos de Chile crezca hay todo por hacer, si quieren cambiar la realidad de este país y la realidad de sus pacientes se dediquen a esto, porque uno puede hacer cosas concretas muy rápidamente. Hay que estudiar mucho, especializarse, investigar, nunca hay que dejar de aprender, porque esto está cambiando, es una disciplina muy nueva, pero uno puede hacer mucho por sus pacientes.”