viernes, noviembre 11, 2016

Con afectividad y firmeza: Tácticas para educar a un hijo sin violencia
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


Es una preocupación constante de los padres encontrar métodos para educar a sus hijos de la mejor manera, sin la necesidad de corregirlos con violencia, cuando incurren en un mal comportamiento. Muchas veces los adultos se sienten sobrepasados por los actos de sus hijos y transforman los golpes en un mecanismo disciplinario.

Según la psicóloga de Aldeas Infantiles SOS, Denisse Castillo, la violencia física y sicológica nunca debieran ser utilizadas para corregir un mal comportamiento, ya que esto solo logra infundir miedo y despertar conductas agresivas en los niños y niñas.

Existen otros métodos dentro del proceso de educación en valores, como son el diálogo y el empleo de refuerzo positivo para aumentar y mantener las conductas deseadas. Un niño que es maltratado durante su desarrollo, probablemente utilizará este mismas formas con sus hermanos, con los demás compañeros en sus juegos, etc” sostiene Denisse y agrega que en el momento que tenga que enseñar a sus hijos a futuro, empleará esta forma de educar, porque es la que le han enseñado.


Detenlo Ya! Es el nombre de la campaña que Aldeas Infantiles SOS está impulsando para terminar con la violencia en la familia. Por eso, te dejamos algunos consejos para educar a los niños sin tener que recurrir a golpes o gritos:

1. Los niños al nacer suelen tener miedo, porque son dependientes. Por eso, desde que nacen hay que trabajar junto a ellos, el mal genio que les genera esta dependencia.

2. No se debe castigar al niño, pues se ha demostrado que es posible orientar su conducta reforzando y resaltando lo bueno que hace. Mostrarle la consecuencia de sus actos le ayudará a entender cuáles son las conductas deseadas.

3. Antes de pensar en una medida correctiva, pregúntate ¿por qué está haciendo eso? "Ahí vamos a encontrar que quizá él ve mucha televisión, porque no tiene otras alternativas, porque no está presente padre y madre. Además, cuestiónate ¿qué está sintiendo? Generalmente los padres son los responsables de que ellos sientan ya sea miedo y un tanto de rabia.

4. La autoridad paterna no se construye con violencia. Hay que ser líderes con los hijos, venderles las ideas, animarles y motivarlos. Si se hace eso, no seré necesario recurrir a ningún castigo.

5. Puede usarse limitadamente alguna penalidad, es decir, quitarles algunos privilegios, pero sin abusar.

6. El padre o madre se dará cuenta de que tomó la medida educativa adecuada, si es que no sintió ira al hacerlo. De no ser así, primero tú debes calmarte y respirar profundo, para luego tomar una decisión.

7. Si el niño miente, recuerda que ese es un recurso que adoptan ellos frente a la incapacidad que perciben de sus padres de escuchar la verdad.

8. Los padres deben buscar conectarse emocionalmente con sus hijos, mirarlos y saber qué sienten. Es un trabajo muy importante y necesario.

Esperamos ayudarles a criar, con pautas más respetuosas y saludables, a sus hijos, porque como bien sabemos los niños son sujetos de derechos y todos debemos trabajar para que se cumplan cada uno de ellos. Una vida libre de violencia es un derecho que como sociedad debemos promover.