viernes, noviembre 25, 2016

Film «Ataque a Leningrado» cierra este lunes Ciclo de Cine Ruso en el Diego Rivera
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


Lunes, 19 horas

Una de las páginas más heroicas de la resistencia rusa a la invasión criminal nazi de 1941 llega con la película “Ataque a Leningrado” (2009) que se exhibe a las 19 horas de este lunes en la casa del Arte Diego Rivera y con la que se cierra el Ciclo de Cine Ruso realizado durante noviembre. Entrada liberada.

La exhibición es gracias al convenio de colaboración entre la Corporación Cultural de Puerto Montt y el Centro de Ciencia y Cultura de Rusia –dependiente de la embajada de ese país en Chile- y reseña los 3 años de sitio (1941-1944) que debió sufrir Leningrado (hoy San Petersburgo) por parte de las fuerzas nazis.

La cinta de 110 minutos cuenta con un elenco conformado por los actores Mira Sorvino, Olga Sutulova, Gabriel Byrne, Aleksandr Abdulov, Vladimir Ilyin, Mikhail Efremov, Mikhail Trukhin, Yevgeni Sidikhin, Kirill Lavrov, Armin Mueller-Stahl, Alexander Beyer, Aleksandr Filippenko, Mariya Golubkina, Sergey Nikonenko, Valentina Talyzina y Christian Berkel.



RESEÑA

La población rusa sitiada fue sometida a la más increíble lucha por la supervivencia, donde el agotamiento de los alimentos llevó a parte de la población a realizar actos de antropofagia y mercadeo de cadáveres.

En septiembre de 1941, las tropas alemanas, después de cuatro meses de marcha, llegaron a las primeras líneas de defensa de Leningrado. Los soviéticos no estaban dispuestos a dejarles pasar, por lo que construyeron una intrincada defensa alrededor de la ciudad. Ante esto, los alemanes, dirigidos por Hitler, decidieron sitiar el lugar y dejar morir a la población de hambre y frío.

Los periodistas extranjeros fueron evacuados, todos menos Kate Davis que inexplicablemente había desaparecido. Su prometido Phillip Parker, también periodista, supuso lo peor. Sin embargo, Kate estaba viva, atrapada en esta terrible trampa sin salida.

Una joven idealista rusa, Nina Tsvetnova, que trabaja como oficial de policía, le ayuda. Así comienza la lucha por la supervivencia en medio de las más atroces condiciones y con la periodista siendo la testigo del valor y heroísmo de niños, mujeres y ancianos ante la bestialidad nazi.