Denuncias a colegios por exigencias de textos, útiles y uniformes disminuyen un 65% en los últimos cinco años a nivel país


  • Mientras que en la Región, según datos entregados por la Superintendencia de Educación, el año pasado sólo se recibieron cuatro denuncias formales.

“Los colegios deben pensar en sus familias y apoderados, y en lo duro que resulta el inicio de clases para ellos por la compra de textos, útiles y uniformes escolares, y por tanto son inaceptables las exigencias adicionales que algunos les imponen y queremos que los apoderados estén informados, exijan sus derechos y sepan que sus hijos no serán discriminados por no contar con elementos de ciertas marcas o de un solo proveedor”, explicó la Ministra de Educación, Marcela Cubillos.

Del mismo modo, la Ministra reiteró el trabajo que se ha hecho desde el Mineduc para que las familias no tengan que sufrir cada año los altos precios de los textos escolares. “Hoy no hay excusas para los colegios y cualquiera de ellos puede pedir en su lista, y acordar con editoriales, la compra de textos similares a los que el Mineduc reparte gratuitamente a colegios públicos y subvencionados, generando a las familias un ahorro muy significativo. Las editoriales pueden comercializar dichos textos y los colegios pedir esos y no otros, que por lo demás, con los cambios que ha hecho el Ministerio, son igual de buenos que los del mercado privado”, agregó la Ministra Cubillos.

Los Lagos

En la Región, la seremi (S) Elly Kipreos, destacó la importancia de “resguardar los derechos que tienen todos los alumnos a no ser discriminados y al derecho a que tengan una educación de calidad que les permita y asegure su desarrollo pleno; también relevando, que como Ministerio de Educación, hemos tenido un programa denominado Apoderados Empoderados y desde esa perspectiva, es que nos interesa que todas las familias recuerden cuáles son los derechos que tienen sus hijos al ser requerido por parte de los establecimientos educacionales con distintos útiles o uniformes escolares, ya que eso tiene sus límites”, agregando la importancia de las acciones que como Ministerio se han desarrollado para transparentar el proceso de selección de textos escolares y poner a disposición alternativas de compra que permitan disminuir costos.

Por su parte, la directora regional de la Superintendencia de Educación, Paulina Rettig explicó que “las denuncias en los últimos cinco años a nivel nacional referidas a los textos, útiles y uniformes escolares han disminuido en un 65% y las cifras en la región también han tenido una disminución y creemos que se debe a que, precisamente se ha dado a conocer la normativa educacional vigente, tanto por establecimientos educacionales como por padres y apoderados. Por los tanto, hoy día los establecimientos no están haciendo las exigencias que antiguamente por desconocimiento realizaban; y, por otro lado, existe una comunidad escolar, un padre, un apoderado mucho más empoderado en relación con este tema”, aseveró la autoridad regional, añadiendo que en Los Lagos, en el 2019, sólo se recibieron cuatro denuncias al respecto.

En 2019 la Superintendencia de Educación recibió 50 denuncias por exigencia de útiles, uniformes y textos escolares, lo que representa esta importante baja respecto al año 2018, donde se recibieron 111.

Entre las materias más denunciadas en 2019 se encuentran las siguientes temáticas: “El establecimiento educacional obliga o exige la compra de textos escolares adicionales”, “exigencia de útiles escolares de una determinada marca y/o proveedor”, “exigencia de uniforme escolar de una determinada marca y/o proveedor”, y “exclusión de clases o actividades por no cumplir con el uniforme escolar”.

Desde la Superintendencia de Educación señalan que la disminución en las denuncias se puede explicar porque las familias y establecimientos escolares tienen más conciencia de la normativa y logran llegar a un acuerdo conjunto.

Es importante recalcar que las listas de útiles escolares no deben obligar o inducir la compra de determinadas marcas o adquirir las listas en algunas empresas o locales comerciales. Lo mismo con respecto a los uniformes escolares, si es que los establecimientos deciden que su uso sea obligatorio, los padres y apoderados pueden adquirirlos en el lugar que más se ajuste al presupuesto familiar.

“En ningún caso el incumplimiento de no contar con textos, útiles o uniforme podrá ser sancionado con la prohibición de ingresar o permanecer en el establecimiento, ni tampoco los estudiantes podrán ser excluidos de la actividad educativa, por lo que hacemos un llamado a las escuelas y colegios a cumplir con la normativa educacional”, afirmó el Superintendente de Educación, Cristián O’Ryan.

En caso de querer realizar consultas o denuncias por incumplimiento a la normativa educacional los padres y/o apoderados pueden ingresar a www.supereduc.cl o llamar al 6003600390. Para más información, descarga en el siguiente link los afiches sobre textos, útiles y uniformes escolares: http://static.superintendencia-educacion.cl/2020/utilesuniformes/utilesyuniformes.pdf