El término de la Carretera Austral que una las regiones de Los Lagos y Aysén debe ser una prioridad de nuestro gobierno

Diputada Marisol Turres
  • La parlamentaria UDI expresó su preocupación por el atraso en la implementación del sistema bimodal que, según los anuncios, tendría que haber estado operativo a fines de 2010.

La diputada UDI Marisol Turres manifestó su preocupación por el retraso que ha sufrido el sistema bimodal que, según lo anunciado por autoridades regionales y del Ministerio de Obras Públicas, debería haber comenzado a operar en diciembre de 2010. El plan era que esta ruta marítima y terrestre, que conectaría a Coyhaique y Puerto Montt en menos de 18 horas, estuviera operativa durante el verano, época en la que se concentra el mayor flujo de visitantes a la zona austral de nuestro país. Sin embargo, terminó el mes de enero y no fue así.

“Los habitantes de la región de Aysén y de la provincia de Palena, los operadores turísticos y los visitantes merecen una explicación sobre este retraso, que se suma a una larga lista de postergaciones que ha sufrido esta zona durante muchos años. Hay que considerar que los habitantes de Palena y Aysén hacen soberanía en lugares remotos, en condiciones de vida muchas veces extremas, y merecen tanta o más atención que los demás ciudadanos de nuestro país. Por ello, la conectividad permanente entre las regiones de Los Lagos y Aysén, el término de la Carretera Austral, debe ser una prioridad de nuestro gobierno”, señaló la diputada Turres.

La parlamentaria gremialista recordó que los gobiernos de la Concertación se caracterizaron por anunciar obras que, finalmente, nunca se ejecutaron. “El Puente de Chacao y el Tren al Sur son ejemplos de anuncios en materia de conectividad que no llegaron a concretarse durante los gobiernos pasados. Es fundamental que nuestro gobierno no caiga en los mismos errores, por lo que se debe aclarar qué ha motivado el retraso en el sistema bimodal, y si fue un error hacer un anuncio que no se podía cumplir. Situaciones como ésta no se pueden volver a repetir”, remarcó la diputada UDI.

“Restablecer esta ruta marítima y terrestre, que existía al comienzo de los gobiernos de la Concertación, es un avance concreto hacia la integración de cerca de 150 mil personas de la zona austral que verían importantes mejoras en su calidad de vida. Esta ruta permitiría acceder en menor tiempo a las bellezas naturales de la parte norte de nuestra Patagonia, apreciadas por miles de personas de todo el mundo. Sin embargo, por imperativo de soberanía nacional, la única solución definitiva es el término de la Carretera Austral iniciada en el Gobierno Militar y paralizada durante los gobiernos de la Concertación”, finalizó la diputada Marisol Turres.