sábado, enero 30, 2010

Vecinos de Alerce Histórico querían hacer justicia por su propia mano
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook



Frente al ataque a mansalva que sufrió una casa del sector

por Elías Imío Imío
www.alerceweb.cl



En la madrugada de este sábado 30 de enero, cuando eran las 00:30 hrs, una veintena de familias que viven en las intersecciones de calle Pablo Neruda con Los Carrera, frente al Río Negro de Alerce Histórico, comuna de Puerto Montt se despertaron con los ruidos de un brutal ataque con piedras y palos a una de las casas donde vive Fernando Villarroel solo, esto motivó la reacción de toda la vecindad que quiso hacer justicia por su propia mano frente a un sospechoso, lo cual fue evitado por Carabineros de la Tenencia de Alerce.

La tranquilidad de Alerce Histórico vió interrumpida la madrugada del sábado cuando unos seis individuos, entre ellos una mujer, según testimoniaron una veintena de vecinos atacaron a mansalva y sin justificación alguna la casa de Fernando Villarroel Maripillan, de 58 años de edad, quien vive solo desde hace mucho tiempo en la esquina de Pablo Neruda con el Rio Negro, a quien lo dejaron malherido, por lo que Carabineros de la Tenencia de Alerce tuvo que proceder y derivar al afectado al SAPU de Alerce,

Los vecinos afectados con esta situación, dijeron que este grupo de jóvenes es conocido en el sector, y desde hace rato que vienen amedrentando y agrediendo a los hijos y personas indefensas que circulan por el barrio; es por ello que reaccionaron con rabia y frustración frente a la brutal agresión que sufrio Fernando Villarroel y se unieron alrededor de veinte personas para hacer justicia por sus propias manos. Algunos “sospechosos” de esta brutal agresión fueron detenidos y mientras estaban en las patrullas de Carabineros fueron increpados por esta veintena de familias que salieron a ayudar al vecino violentado en su propio domicilio.






Fernado Villarroel


La veintena de vecinos que se unieron para defender el barrio, dijeron que no es primer hecho de violencia que cometen estos jóvenes, pero que ahora están organizados para evitar cualquier otra situación similar contra cualquier otra familia. Muchos quedaron sorprendidos por la brutalidad del ataque a la casa de Fernando Villarroel, ya que este alercino histórico es una persona que no molesta a nadie y muy respetuoso con todos. Es por ello que en el mismo lugar firmaron un documento con el cual exigirán a las autoridades respectivas que se actué con firmeza frente a este grupo de jóvenes que están alterando la tranquilidad de antaño y creando inseguridad para los transeúntes.

Finalmente, el afectado fue devuelto a su casa, una vez que fue tratado en el SAPU de Alerce, y acogido en la casa de otro vecino para que pase la noche y se recupere de las lesiones que sufrió en su cuero cabelludo y varias partes de su cuerpo, producto de los piedrazos que le lanzaron a su casa, y donde varios lo impactaron en él. Los vecinos que se unieron para ayudar a la persona afectada dijeron que no permitirán más atropellos de este tipo y cuidarán entre todos la tranquilidad del sector.