jueves, noviembre 21, 2013

El síndico de la vergüenza, el de la quiebra de Pacific Fish, 80 ex trabajadores estafadas
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


Carta abierta a la comunidad de ex trabajadoras Pacific Fish

Hace cuatro años que la empresa Pacific Fish se declaró en quiebra, dejo deudas de remuneraciones de dos meses, imposiciones, fueros maternal y finiquito a 80 trabajadoras, desde entonces, los perjudicados, iniciaron las reclamaciones y demandas por el pago de las deudas, sin resultados favorables.

El 10 julio del 2013 inician una toma de la ex planta ubicada en el kilómetro 12,5 carretera hacia Los Muermos, después de 13 días de ocupación consiguieron que el síndico de quiebra en la junta de acreedores del 23 de julio le reconozca parte de la deuda a 55 ex trabajadoras.

El síndico se comprometió a pagar la deuda con el remate de la planta el 23 de agosto del 2013, luego el 23 de septiembre, luego vino todo tipo de dilataciones de parte del síndico y del comprador. Actualmente, los dineros del remate están en el tribunal y existe una controversia en la venta por el pago de las contribuciones de 34 millones de pesos, por la que el comprador pidió al tribunal retener el vale vista de la compra hasta que el síndico regularice la deuda, y por otra parte el síndico no regulariza si no liberan el pago del remate.

Es decir, el cuento de nunca acabar, y tal como está la ley de quiebra pasaran otros 4 años y las ex trabajadoras no recibirán pago alguno, los dineros terminaran quedando en manos del síndico que administró la quiebra, ya que por cada mes que transcurre el síndico cobra en honorarios algo cercano 150 UF mensuales más otros gastos, después de 48 meses la suma alcanza a 7200 UF, lo que da un monto equivalente a 165 millones de pesos, el que aumenta cada vez que pasa un nuevo mes.

La quiebra de Pacific Fish, Rut 76.538.950-k, fue declarada en el séptimo juzgado civil de Santiago con fecha 13-11-2009, publicada en el diario oficial el 07-12-2009, siendo el Síndico JOSE FELIZARDO FIGUEROA BARRUECO.

Después de cuatro años logran vender la planta en remate efectuado en el mes de junio del 2013, en la suma de 266 millones de pesos. Planta que fue desmantelada de todas sus maquinarias, su valor comercial al momento de la quiebra era sobre tres mil millones de pesos, emplazada en un terreno de más de tres hectáreas y se vende o remata finalmente en un monto irrisorio.

El señor Figueroa acostumbra a tener estos actos abusivos con trabajadores pobres, de comunidades de sectores rurales, contando para ello con la complicidad del sistema, de la Ley de Quiebra, de un procedimiento judicial que le da todo tipo de poderes, con la vista gorda de los organismos fiscalizadores del estado, como la superintendencia de quiebras, entre otros.

¿Hasta cuándo continuaran los abusos?, solicitamos a las autoridades competentes y a los parlamentarios tomar cartas en esta situación, por el bien de las trabajadoras y sus familias.


CUT LLANQUIHUE
http://melipullinforma.blogspot.com/